Ventas preventivas de trigo

Mientras el disponible del cereal se negocia a 255 dólares, el de la nueva cosecha (enero) se cotiza a US$198
Mientras el disponible del cereal se negocia a 255 dólares, el de la nueva cosecha (enero) se cotiza a US$198
Pablo Adreani
(0)
12 de mayo de 2018  • 01:01

Esta última semana ha sido la más convulsionada desde el punto de vista financiero: dólar, tasas y precios de las commodities agrícolas. El acercamiento del Gobierno al FMI no hace otra cosa que generar más incertidumbre a un productor que se desvela entre las pérdidas sufridas por la sequía del verano y el no poder cosechar, con la chance cierta de acentuar las pérdidas por las excesivas lluvias de las últimas dos semanas. Que el árbol -o más bien, el FMI- no impida ver el bosque, los números del USDA y las posiciones futuras en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba).

Cada producto tiene un origen y tendrá un final distinto, el trigo es el que más claro tiene el panorama de lo que puede llegar a suceder. Decimos que está más claro el panorama pues las pizarras indican los precios a los que se cotizan hoy las posiciones disponible y futura en el Matba. El disponible se negocia a 255 dólares por tonelada, mientras que el cereal de nueva cosecha (enero) se cotiza a 198 dólares por tonelada.

Una caída de casi 60 dólares no es un tema menor y conviene analizarla más en profundidad. ¿Estaremos ante un final de la baja anunciada?, se preguntan los operadores. Veamos, la firmeza del trigo disponible obedece más a factores internos que externos. La exportación tiene compras declaradas por 10 millones de toneladas y las declaraciones de venta totalizan 9,1 millones, ergo los exportadores están "long" o comprados en 900.000 toneladas. Considerando el volumen de la cosecha, el saldo exportable remanente a originar no supera el millón de toneladas y existe el riesgo de que incluso sea mucho menor.

La llave del mercado la tienen los molinos, que, con compras por un total de 2,7 millones, tienen una necesidad teórica de compras próxima a los 2,3 millones de toneladas. La pregunta del millón es si los molinos podrán seguir manteniendo el trigo disponible firme, a riesgo de no aumentar su ritmo de compras, en un escenario de menor actividad económica proyectada para el segundo semestre.

Esta situación tiene todos los condimentos para confirmar que estamos ante la historia de la baja anunciada. El trigo disponible a 255 dólares y el de la nueva cosecha a 198 dólares es como una pared frente a una Ferrari que viene a 300 kilómetros por hora.

El tema es convencer a los productores para que vendan trigo disponible en los actuales niveles y que no piensen que las subas son infinitas y se sostendrán en el tiempo. En algún momento el precio del trigo va a quebrar su tendencia alcista y entonces será tarde para tomar decisiones, pues el precio actual, de 255 dólares por tonelada, no es una fantasía, es una realidad y quien quiera vender lo comprobará. En cambio, el precio del trigo en un futuro no muy lejano forma parte de la realidad virtual en la mente de los productores.

El autor es director de AgriPac Consultores

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?