El éxito de 100 días para enamorarse reconfigura el mapa de la TV

Tras lograr los números de rating más altos de 2018, la tira se prepara para afrontar, luego del Mundial, la vuelta de Tinelli
Tras lograr los números de rating más altos de 2018, la tira se prepara para afrontar, luego del Mundial, la vuelta de Tinelli Crédito: Telefe
Marcelo Stiletano
(0)
12 de mayo de 2018  

El resonante éxito de audiencia alcanzado por la tira 100 días para enamorarse en su primera semana de emisiones es la mejor noticia de los últimos tiempos para la televisión abierta de la Argentina. Con cifras de rating que deben haber superado inclusive las expectativas más optimistas, el programa consigue algo más importante que afirmarse desde el vamos en el liderazgo de la audiencia dentro de la franja horaria de mayor competitividad. Estamos ante un triunfo casi instantáneo que reconfigura todo el mapa televisivo para lo que resta del año.

Hasta el lunes pasado, casi todos estaban convencidos de que el año televisivo más fuerte iba a ponerse en marcha de manera efectiva después del Mundial de Rusia. La afirmación se sostenía, sobre todo, en la confirmación de los regresos de Susana Giménez y de Marcelo Tinelli.

La estrella de Telefé esbozó varias veces sus objetivos televisivos de 2018 y trabaja en silencio para regresar a la pantalla. Tinelli, en tanto, rubricó con El Trece el acuerdo por el cual su flamante productora LaFlia elaborará contenidos para el canal durante los próximos tres años, con ShowMatch y el "Bailando..." como buques insignia. La firma se concretó en el mediodía del lunes 10, pocas horas antes del arranque de 100 días para enamorarse.

Desde ese lanzamiento, el rating del horario central no paró de crecer en dirección a Telefé, con una primera consecuencia visible: el público argentino volvía a respaldar una ficción de ese origen en una franja dominada en los últimos tiempos por algunos de sus equivalentes turcos y/o brasileños, beneficiados por un trato casi preferencial.

100 días para enamorarse ya superó una primera prueba: los números de audiencia resultaron anteayer (capítulo 4) más altos que los del debut del lunes 7. En vez de ceder liderazgo y retroceder en las cifras luego de una apertura en la que se suele tirar toda la carne al asador, como ocurre en la mayoría de los casos, con el transcurrir de los días sumó nuevos seguidores. Y eso que el rating que siguen los canales no mide todavía lo que ocurre en otras pantallas: tarde o temprano sabremos de qué manera se prolonga vía streaming la repercusión de un programa surgido de la TV abierta. Dicho sea de paso, el sitio oficial del canal incorpora a la visualización online de 100 días para enamorarse algunas de las interrupciones publicitarias que voluntariamente decidió sustraer de la emisión en vivo. Signos de estos nuevos tiempos televisivos.

A partir de ellos, empieza a perfilarse en la TV abierta un escenario en el cual, como en 2017, un éxito en formato de tira diaria ( 100 días para enamorarse en lugar de Las estrellas) se dispone a coexistir en la búsqueda de audiencia con un modelo de ficción de nuevo cuño, surgida de un ejercicio de multiproducción (canal de aire, señal de cable y operador de TV paga mancomunados) y la posibilidad de ser vista simultáneamente desde múltiples pantallas. Lo que ocurrió el año pasado con Un gallo para Esculapio y La fragilidad de los cuerpos está por replicarse con la inminente llegada de El lobista.

El rating respalda la tira de más largo aliento y despliegue de producción, mientras la miniserie complementa desde un lugar de innovación conceptual y posibilidades más rápidas de inserción internacional el nuevo diseño del mapa local de ficciones. Empezamos a atravesar el segundo año consecutivo con este diseño. Ya estamos frente a una incipiente tendencia.

Las cosas parecen definidas en el terreno de la ficción, pero con un interrogante crucial: saber si 100 días para enamorarse logrará consolidar el elevado techo de rating con el que cerró su primera semana dentro de un mes y medio, cuando se encuentre con Tinelli y su ballet para una competencia mano a mano. ¿Resistirá la tira de Underground el inexorable riesgo del desgaste o encontrará al momento de la vuelta de ShowMatch la fórmula para sostener la extraordinaria respuesta actual surgida de las planillas de rating? No lo sabremos hasta ese momento, pero por lo pronto Telefé debe estar imaginando que es posible con estos números darle batalla a un show danzante que por ahora resulta casi imbatible.

Del otro lado, en el terreno de la no ficción, las cosas también se mueven por ahora en un terreno expectante. Telefé está habilitada a pensar que los buenos números que también entregan hoy los viajes de Marley podrían abrirle la puerta a un eventual tándem con el programa de Susana Giménez a partir de julio. Y El Trece podría pensar que el regreso de Jorge Lanata, que toma la iniciativa de anticiparse a sus competidores (tiene previsto volver el domingo 20 de mayo), podría sacar provecho de una coyuntura política que, al hacerse día a día cada vez más compleja, movilizará al público frente al televisor en busca de respuestas. A esta vuelta se suma un combo de ciclos dominicales resueltos a expandir el debate político (las comidas de Mirtha Legrand, las charlas bastoneadas por Andy Kusnetzoff y Luis Novaresio, la continuidad de La cornisa) y servirlo en bandeja con sueños de rating en ascenso. Todo esto pasará después de la fiesta futbolística de Rusia en un mapa televisivo que empieza a reconfigurarse gracias a la mejor noticia de los últimos tiempos.

La primera semana de 100 días para enamorarse

16,0 puntos de rating el lunes 7

Arrancó liderando su franja horaria y, a la vez, se convirtió en lo más visto del día.

16,8 puntos de rating el martes 8

Ratificó el triunfo en su horario y volvió a ser lo más visto de toda la jornada.

16,5 puntos de rating el miércoles 9

Una leve baja no le impidió un nuevo triunfo como lo más visto del día en la TV abierta.

17,1 puntos de rating el jueves 10

La medición más elevada de la semana, del ciclo y de toda la programación de los canales de aire.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.