Guías: una hoja de ruta para la eficiencia

Se recomienda trabajar sobre buenas prácticas de manejo
Se recomienda trabajar sobre buenas prácticas de manejo
Mirta Toribio
(0)
12 de mayo de 2018  

Los desbalances aparentes de nutrientes en los sistemas de producción agrícolas en la Argentina, indican que solo se reponen, en promedio, el 30 % de nitrógeno, fósforo, potasio y azufre que se extraen con la cosecha. El desafío, en la agricultura de hoy y del futuro, es cubrir esta brecha en la nutrición de cultivos, mejorando las dosis de fertilizantes que se usan en la actualidad. Para esto, desde Fertilizar AC, recomendamos ajustar la nutrición de cultivos bajo las Mejores Prácticas de Manejo de los Fertilizantes (Mpmf).

Desde sus inicios, Fertilizar Asociación Civil junto a sus empresas asociadas, acompaña en la difusión y divulgación del uso responsable de los fertilizantes. Así, se asume el compromiso de hacer investigación científica y desarrollo de tecnologías para diseñar las Mpmf. El manejo de nutrientes es una técnica fundamental para lograr sistemas productivos sustentables desde el punto de vista económico, social y ambiental.

El manejo responsable de los nutrientes y su importancia en la sustentabilidad del sistema está desarrollado en base a la seguridad alimentaria, la salud del suelo, la interacción entre el agua y los nutrientes, el cambio climático y su impacto sobre el ambiente.

El rol del asesor agronómico es central en este proceso. Es el responsable de diseñar, sobre la base de conceptos simples y prácticos, las estrategias productivas para mejorar los planteos nutricionales.

En la acción, el asesor agronómico debe considerar por un lado las pautas de manejo de nutrientes, en donde el foco es la importancia de la nutrición balanceada y de cada nutriente; y por el otro las cuatro áreas de las buenas prácticas de uso (elección de fuente, dosis de aplicación, momento de aplicación y lugar de aplicación del nutriente)

Estas áreas nos ayudan a ver los sistemas de producción como un todo, integrando el manejo del cultivo con la nutrición y fertilidad del suelo, buscando maximizar la eficiencia y cuidando el medioambiente.

La no implementación de las Mpmf en las cuatro áreas solo permite mejorar la performance de la fertilización de manera ineficiente e imparcial. El manejo de los nutrientes debe considerar la implementación de una serie de prácticas complementarias entre las cuatro áreas de manejo. Si una de las cuatro no es tenida en cuenta, es poco probable que el manejo de los nutrientes sea eficiente.

Vale recordar los cuatro principios de la administración responsable de nutrientes:

  • Fuente correcta: coincide con el tipo de fertilizante que el cultivo necesita.
  • Dosis correcta: coincide con la cantidad de fertilizante que el cultivo necesita.
  • Momento correcto: logra nutrientes disponibles cuando los cultivos los necesitan.
  • Lugar correcto: Mantiene los nutrientes donde los cultivos pueden utilizarlos.

Fertilizar Asociación Civil, con el objetivo de facilitar la labor de los asesores, ha desarrollado el Manual de Buenas Prácticas de Manejo de la Fertilización en el marco de nuestra misión de promover el uso racional de fertilizantes y la conservación del recurso suelo a través de la difusión de información técnico-científica adaptada a la realidad local, contribuyendo al logro de una agricultura cada vez más sustentable.

La autora integra el comité técnico de Fertilizar AC

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.