Club Danés: delicias de Dinamarca

En pleno Retiro, sabores nórdicos en manos especializadas Crédito: Facundo Basabilvaso
13 de mayo de 2018  

Reconocida como saludable, natural, estacional y friendly, la hemos disfrutado esta vez en el Club Danés y hace poco en el Club Sueco, ambos con años de vida y constante calidad (hay por lo menos dos más en Buenos Aires). Desde que se supo del éxito del restaurante Noma, de Copenague, la nueva cocina nórdica se extiende por el mundo, con sus componentes saludable, natural y creativo que los chefs argentinos celebran y aplican a las recetas danesas, suecas y noruegas.

Típicos del mar Báltico, los arenques, inhallables en nuestros mares y mercados, no faltan en el Club Danés, protagonistas de los típicos smørrebrøds (pan enmantecado), sándwiches abiertos a veces reinventados, que se sirven al plato y se comen con los cubiertos.

Santiago Macagno y Eduardo Marenco llevan la concesión del restaurante desde 1994 -ambos entonces veinteañeros-. Se formaron en este país y en destinos europeos y nórdicos. Los dos comenzaron en Necochea con la madre de Santiago, danesa y gran cocinera, que les transmitió la cocina tradicional. Ambos son miembros activos de la colectividad nórdica y hablan danés: Santiago es ciudadano y su familia vive allá; Eduardo hizo un intercambio estudiantil a los 17 años.

El salón, en el piso 12, con vista al Río de la Plata y a los modernos edificios de la zona portuaria, tiene un aire nórdico con paredes en rojo bordó, llamativos cuadros pop-art, los retratos de los reyes de Dinamarca, cómodas sillas escandinavas, mantelería azulina, ambiente cool, muy de acuerdo con los habitués de mediodía de las empresas de Retiro.

Cada día hacen cuatro platos, uno de ellos dinamarqués, que se repiten mensualmente. Siguen a los smørrebrøds los platos del día propiamente daneses (250), otros más meridionales (250) y algunos bien simples (230), todos abundantes y completos. Típicas frikadeller (albóndigas de cerdo), con papas, salsa marrón y repollo colorado agridulce; solomillo de cerdo en hojaldre, papas, perejil y puré de zanahorias; laksefrikadeller de salmón rosado y eneldo, mayonesa con pickles y papas con crema (250); croquetas empanadas de merluza, papa y panceta con arvejas en salsa blanca. Además, según el día, strogonoff de ternera, goulash con spätzles, trucha a la plancha y salteado de camarones, mejillones, zapallitos y berenjena.

Club Danés

Crédito: Facundo Basabilvaso

SMØRREBRØD

De pan blanco o de centeno, hay una lista de 12: arenque marinado con aros de cebolla ($170); queso azul, gruyère, camembert, morrón y fruta fresca; rosbif, remoulade y pepinillos más cebolla frita; paté de cerdo, remolachas y pepinillos agridulces; lacha marinada con aros de cebolla (120)

Precios: Un plato del día (250), gaseosa o agua mineral o copa de vino o porrón de cerveza (250), con servicio de mesa, panes caseros y café o té. Plato económico (230), medio plato (170) Postres: Compota de frambuesas y arándanos con crema líquida. Espumilla de chocolate o de limón con crema batida. Peras en vino tinto y helado de crema americana. Arroz con leche, almendras, crema, salsa roja (80) Para mejorar: Los delantales negros de los camareros