Rosario Central-Estudiantes, por la Superliga: un empate que le sentó mejor a un Pincha entusiasta

14 de mayo de 2018  • 19:07
Bazzana ya estampó el 1-1; lo lamenta Central Fuente: FotoBAIRES

Rosario Central se quedaba con una trabajosa victoria ante Estudiantes, que le permitía terminar la Superliga con otro semblante, después de muchos altibajos. Sin embargo, en el cuarto minuto de descuento, cuando Estudiantes no parecía tener más fuerzas, llegó el empate con un zurdazo del central Nicolás Bazzana.

La buena para el local, además de terminar el torneo -tras un final de campeonato que lo dejó tambaleante con cuatro derrotas y la eliminación en San Pablo por la Sudamericana-, es la llegada de Edgardo Bauza como entrenador, compromiso que puede sellarse el miércoles en Quito, donde reside el Patón.

Estudiantes con un poco más de orden fue levemente superior en el primer tiempo. De hecho, contó con dos aproximaciones tras una entrada por la derecha de Gastón Giménez, y un zurdazo de Lattanzio que Ledesma, mal parado pero a puro reflejo, sacó al corner.

Central, mas espasmódico, contestó con una buena subida de Nahuel Gómez que Camacho cabeceó incómodo debajo del arco y un zurdazo de Da Campo.

En medio de la apatía del encuentro el olfato de gol de Marco Ruben le permitió al local ponerse en ventaja. Tras una serie de rebotes, el "9" encontró mansita la pelota en el área chica, y con la punta del botín volvió a gritar después de varios partidos.

Tuvo algo más de ritmo el segundo tiempo. Central se apoyó mas en sus apellidos para sostener la diferencia sobre un Estudiantes inexperto, al que le faltaba profundidad en el ataque. En el fondo, con una actuación sin inconvenientes, Cabezas despejaba cada intento pincharrata. Pero en el último segundo, los rosarinos no pudieron despejar la última pelota y Estudiantes se abrazó a un empate que celebró casi como un triunfo.