Por qué EE.UU. mudó su embajada a Jerusalén y dónde funcionará

Hoy la sede diplomática se instala en la ciudad santa, en una decisión polémica del republicano Crédito: Google Street
14 de mayo de 2018  • 10:10

Cuando el presidente Donald Trump confirmó que iba a llevar a cabo su promesa de campaña y mudar la embajada de Estados Unidos en Israel desde Tel Aviv a Jerusalén , un gesto en el que reconoce a la ciudad como capital del Estado, la Casa Blanca aseguró que el proceso iba a concretarse en 2019. Sin embargo, la mudanza se adelantó: el republicano decidió que se llevará a cabo en consonancia con los 70 años de la creación del estado de Israel, fecha que se cumple hoy.

Dado el corto periodo de tiempo, la noticia fue anunciada el 6 de diciembre pasado, durante un primer periodo la embajada funcionará en el actual edificio del consulado, ubicado en un complejo del barrio de Arnona, de acuerdo con lo publicado por el diario El País. Este edificio, de momento, será ampliado para acoger a todos los funcionarios que se instalarán junto al embajador, quien hará una transición lenta entre ambas ciudades: trabajará tanto en Tel Aviv como en Jerusalén.

Banderas de EE.UU. e Israel y carteles que indican la nueva ubicación de la embajada Fuente: Reuters Crédito: Ammar Awad

En breve, Washington comenzará a trabajar en un nuevo edificio que se convierta en la sede diplomática permanente; sin embargo, por ahora no se tienen detalles al respecto.

Desde 1948, Estados Unidos mantiene su embajada en Tel Aviv debido a que el gobierno no reconocía a Jerusalén como la capital de Israel. Sin embargo, desde la presidencia de Bill Clinton Washington asegura que lo hará, pero el alto precio de llevarlo a cabo postergó por años la decisión: mudar la sede significa reconocer que Israel tiene la soberanía del territorio, reclamado como ciudad santa por palestinos y musulmanes.

Sobre la línea verde

El edificio al que llegará el embajador está ubicado en una zona especial: la "línea verde", que divide Jerusalén occidental y oriental. Fue establecida en 1949, con el armisticio firmado entre Israel y varios países árabes para poner fin a la de 1948 y bajo la aprobación de Naciones Unidas.

No es una frontera permanente ni funciona como delimitación política, sino que separa el territorio de Israel del que reivindican los palestinos y que el gobierno israelí califica como "ocupado"; separa Israel de las regiones palestinas de Cisjordania y la Franja de Gaza .

Se llama así por el color de la tinta usada en los documentos oficiales para la demarcación.

"Les damos la bienvenida oficial"

Trump no estuvo en la celebración de los 70 años de Israel, pero envío a su hija Ivanka , la encargada de representar a la Casa Blanca en el acto y de correr el telón para dejar inaugurada la nueva sede diplomática.

"De parte del 45to presidente de los Estados Unidos les damos la bienvenida oficial y por primera vez a la embajada aquí en Jerusalén, capital de Israel", dijo Ivanka y el público estalló en aplausos al tiempo que aumenta la violencia en la Franja de Gaza en medio de las protestas de los palestinos, que reclaman la tierra.

A la ceremonia de apertura concurrieron unas 800 personas. Entre ellos, estaban también el secretario de Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, y el yerno de Trump, Jared Kushner.

Israel conquistó Jerusalén Este en la Guerra de los Seis Días de 1967 y rechaza la exigencia de los palestinos de que esa parte de la ciudad sea la capital de un futuro Estado de Palestina.

La apertura de la embajada, que reconoce a la ciudad como capital israelí, es el motivo que llevó hoy a multitudinarias protestas en los territorios palestinos, que por el momento dejaron 41 palestinos abatidos y 1700 heridos en enfrentamientos con soldados en la frontera de la Franja de Gaza. Con estas cifras, el día se convirtió en el más sangriento desde la Guerra de Gaza de 2014.

Ivanka Trump inauguró la embajada Fuente: Reuters
Con información de la agencia DPA