Cataluña supera la acefalía pero augura una nueva etapa de desafío

El Parlamento Catalán logró hoy investir un presidente regional luego de 199 días
El Parlamento Catalán logró hoy investir un presidente regional luego de 199 días Fuente: LA NACION - Crédito: Adrían Quiroga
Silvia Pisani
(0)
14 de mayo de 2018  • 09:57

MADRID.- Por fin, el Parlamento Catalán logró hoy investir un presidente regional luego de 199 días de acefalía e intervención del gobierno nacional de Madrid.

El elegido fue Quim Torra, un delfín elegido a dedo por el destituido ex presidente Carles Puigdemont , cuyo discurso, de corte secesionista aún más radicalizado, augura una nueva etapa de desencuentro con la sociedad catalana no independentista y con el Estado español.

Torra ha prometido seguir trabajando "por la republicana independiente de Cataluña " y trasladar lo antes posible el gobierno al destituido Puigdemont, procesado por sedición y rebelión por la frustrada independencia de octubre pasado a quien considera "el legítimo presidente".

Quim Torra, investido presidente catalán - Fuente: AFP

0:37
Video

Ha sido autor de mensajes como "los españoles son tontos, los españoles roban, los españoles nos invaden y cuidado, que los españoles se transforman pero no desaparecen", por los que ahora se ha arrepentido.

Aunque no ha sido capaz hoy, en plena sesión, de explicar "qué piensa" realmente de "los españoles" y de los catalanes no independentistas.

Cómo fue la investidura

Abogado y editor de 55 años, Torra fue investido por la diferencia de apenas un voto en su favor. Lo logró con el respaldo de 66 parlamentarios de Junts per Catalunya (JxCAT) y de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC).

Por el rechazo se expidieron 65 legisladores de los partidos constitucionales: el gobernante Partido Popular (PP), el Socialista Obrero Español (PSOE) y el liberal Ciudadanos, triunfador en las elecciones regionales, aunque sin capacidad de formar gobierno.

Los cuatro diputados de la antisistema Convocatoria de Unidad Popular (CUP) se abstuvieron, y con eso, abrieron la puerta a una aprobación que el sábado pasado habían impedido.

Ahora Torra queda en posición de formar gobierno y, según dijo, avanzar "hacia la república" de la próspera región.

Sin avisar al Rey

En un primer gesto de ruptura, el presidente del Parlamento Catalán, el independentista Roger Torrent, anunció que la investidura del nuevo presidente "no será comunicada" al rey Felipe VI.

Consideran que el Rey todavía no ha recogido vela de su discurso de octubre pasado, cuando -en un duro pronunciamiento- atribuyó una "deslealtad inadmisible" al gobierno independentista al que llamó al orden y advirtió con "todo el peso de la ley".

La elección de un nuevo gobierno autonómico termina, en forma automática, con los 199 días de intervención en Cataluña del gobierno de Mariano Rajoy tras la fallida independencia de Octubre.

Pero si bien el paso implica una normalización institucional, el escenario augura una nueva fractura dentro de la sociedad catalana -donde el independentismo no es mayoritario aunque si tiene mayoría parlamentaria- y un nuevo y fuerte choque con el gobierno nacional.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.