"El Fondo intenta darle un rostro humano a los distintos programas", según un exfuncionario del FMI

Entrevista a Gustavo Cañonero

16:52
Video
(0)
14 de mayo de 2018  • 23:57

Los acontecimientos de las últimas semanas provocaron una turbulencia en la política económica dela Argentina. La decisión del Gobierno de acudir al Fondo Monetario Internacional (FMI) genera expectativas en torno a qué sucederá a futuro. En este contexto, Gustavo Cañonero, economista y exfuncionario del Fondo, participó de una entrevista con Carlos Pagni, en Odisea Argentina , en donde respondió cuáles son las ventajas y las desventajas de acudir a la institución y qué papel juega la política en la solución.

Para Cañonero, la decisión del Gobierno de pedir colaboración "es la mejor opción" y el único camino posible, porque garantiza financiamiento y sustentabilidad. "A mi me sorprendió la decisión, porque estaba todo el estigma y la desconfianza que se ha reflejado en el mercado, pero lo reconocí como muy valiente", expresó.

Teniendo en cuenta los antecedentes del país con el organismo y, con respecto a la idea de que el Fondo sea "otro", diferente, reblandecido, el economista opinó: "En los últimos años, hay un mea culpa en el Fondo que intenta darle un rostro humano a los distintos programas. Hay una necesidad en Washington de que todos los programas financieros sean lógicos y no tan exigentes", indicó. Sumado a que observa un entendimiento mayor en los principios básicos de macroeconomía. "Hay muchos menos desobedientes y anacrónicos de la política macro", agregó.

El exfuncionario se animó a calcular un estimado del monto de ayuda que podría recibir la Argentina. "Hay reglas que se modifican de acuerdo al interés político que existe. En general se habla de cuatro o cinco veces la cuota de un país. En nuestro caso, se habla de una cuota algo menor a los cuatro mil millones de dólares, pero si queres Grecia tiene 20 veces la cuota. Hay un interés. También hay un interés para ayudar a este Gobierno", opinó.

En cuanto al accionar del Fondo, el economista indicó que éste va a exigir ciertas garantías de consistencia. "El mercado, hasta hoy, te las daba (a las garantías) casi por bendición, pero después empezó a dudar por la propia duda del Gobierno. El Fondo no puede dar una bendición sin garantías", explicó. Y agregó: "A través de un programa fiscal se va a exigir una meta fiscal antes de fin de año, lo cual sería un esfuerzo importante para este Gobierno".

"Es clave encontrar un programa consistente en donde la Argentina tenga la capacidad de ser gradual o no. Si quiere prolongar el ajuste en el tiempo va a tener que pedir ayuda a la oposición para garantizar que, independientemente de quien sea el presidente el año próximo, esa promesa de baja continuada se mantenga. El Fondo puede pedir eso", dijo.

En ese sentido, Cañonero propuso que se otorgue la posibilidad de volver "socio" a la oposición en el camino del tipo de ajuste. Por un lado, un ajuste gradual que se extienda por cuatro años, que requiere el apoyo o el consenso de la oposición. Y, uno alternativo, dentro del plazo de este Gobierno, lo que significa, según el economista, el ajuste necesario.

"Se puede incorporar a las provincias siempre y cuando sigan cumpliendo con el pacto fiscal que acordaron en diciembre", dijo, y agregó: "Ese pacto fiscal es una muy buena guía para exigir a gobierno nacional ciertas reglas de comportamiento en el gasto que permita que con crecimiento se tenga una caída del gasto sobre el producto y, por lo tanto, del déficit fiscal ".

LN+ puede verse en Cablevisión (19 Digital, 618 HD y Flow), DirecTV (715 y 1715), TDA (25.3), Telecentro (705 Digital) y en lnmas.com.ar

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.