Un desnudo de Modigliani se vendió por US$157,2 millones en Sotheby's

La obra se convirtió en la cuarta obra de arte más cara vendida en una subasta
La obra se convirtió en la cuarta obra de arte más cara vendida en una subasta Fuente: AFP
(0)
14 de mayo de 2018  • 23:16

NUEVA YORK (AFP).- Un desnudo del pintor italiano Amedeo Modigliani fue adjudicado el lunes por 157,2 millones de dólares en Nueva York, lo que lo hace la cuarta obra de arte más cara vendido en subasta.

Pintada en 1917, la obra maestra de Modigliani "Nu couché (sur le coté gauche)" obtuvo el precio más alto en la historia de la casa Sotheby's y fue la estrella de la temporada de subastas en Nueva York.

Es su obra más grande por sus dimensiones (147 cm por 89 cm) y fue la estrella de una reciente retrospectiva en el Tate Modern de Londres.

Modigliani marcha detrás de Leonardo da Vinci y Pablo Picasso como el tercer artista más vendido en subastas. La venta del lunes no logró superar los 170,4 millones de dólares pagados por otro desnudo del artista italiano en Christie's en 2015.

Modigliani reinventó el desnudo para la era moderna, y cuando su serie de pinturas fue mostrada por primera vez, en 1917, fueron consideradas tan chocantes que la policía cerró su exposición en París.

La obra de Modigliani, en exhibición, momentos antes de su venta en la subasta de Sothebys
La obra de Modigliani, en exhibición, momentos antes de su venta en la subasta de Sothebys Fuente: AFP

La venta empezó en 125 millones de dólares, y solo fue objeto de un puñado de pujas, antes de que la rematadora Helena Newman golpeara el martillo por 139 millones. El precio final incluye una prima al comprador.

Modigliani terminó 22 desnudos acostados y 13 sentados entre 1916 y 1919, la mayoría de los cuales se exhiben en museos como el de Arte Moderno (MoMA) en Nueva York y el Metropolitano de Arte. Pero la pieza vendida el lunes es la única que abarca la totalidad de la modelo, de la cabeza a los pies.

Simon Shaw, co-director de arte impresionista y moderno en Sotheby's, dijo que el cuadro, aunque está arraigado en la tradición, refleja el estatus cambiante de la mujer durante la Primera Guerra Mundial.

"Es un desnudo de una mujer muy dueña de sí misma y sexualmente segura que no está mirando desde la distancia. Nos mira fijamente", dijo a AFP antes de la venta.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.