Máxima tensión en Gaza: un nuevo muerto tras la represión israelí

Hubo nuevos choques contra una manifestación de 400 personas y que sumaron otra víctima; la Oficina de Derechos Humanos de la ONU denunció el uso indiscriminado de la fuerza
Hubo nuevos choques contra una manifestación de 400 personas y que sumaron otra víctima; la Oficina de Derechos Humanos de la ONU denunció el uso indiscriminado de la fuerza Fuente: AFP
(0)
15 de mayo de 2018  • 11:28

GAZA.- La frontera de Israel y Gaza se mantenía al rojo vivo este martes, con nuevas protestas, incidentes y disparos que dejaron otra víctima entre los manifestantes palestinos, después de la sombría jornada de ayer que dejó 60 muertos.

Las tropas israelíes, apoyadas por tanques, volvieron a desplegarse en el perímetro de la cerca limítrofe, en un clima de tensión extrema. En otros sectores de Gaza se sucedían los funerales de las 60 víctimas caídas en los choques del lunes, por las protestas fronterizas centradas en la denuncia de la apertura de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén.

Cerca de 400 palestinos volvieron a manifestarse en Gaza, donde se alzaban columnas de humo negro de neumáticos encendidos y los palestinos lanzaban piedras a los soldados, mientras se producían también protestas en Belén y Ramalá.

Los choques del lunes causaron una crisis en los hospitales de Gaza, desbordados por los más de 2700 heridos que dejó el incidente, la mitad por impacto de bala. El torrente de heridos desnudó además los problemas crónicos en los centros de salud de la franja, faltos de medicinas y de insumos por el doble bloqueo de Egipto e Israel.

La violenta frontera volvió a encenderse entre israelíes y palestinos
La violenta frontera volvió a encenderse entre israelíes y palestinos Fuente: LA NACION

Los líderes palestinos calificaron los incidentes del lunes como una "masacre", en tanto la táctica israelí de usar munición real contra los manifestantes del otro lado de la frontera siguió cosechando repudio en el mundo.

Son al menos 105 las víctimas desde el comienzo de las protestas conocidas como "La Gran Marcha del Retorno", una campaña lanzada en abril en reclamo del regreso de los palestinos y la restitución de sus tierras. Otras 11.000 personas resultaron heridas, 3500 por arma de fuego.

En Ginebra, la Oficina de Derechos Humanos de la ONU condenó la "violencia letal" de las fuerzas israelíes y manifestó su "extrema preocupación" por lo que pudiera suceder en una zona en permanente conflicto, y cuyos incidentes del lunes fueron los más violentos desde la guerra de 2014 que dejó casi 2000 muertos en Gaza.

Rupert Colville, vocero de la oficina, dijo que Israel tenía derecho a defender sus fronteras, pero que la fuerza letal sólo debe usarse como último recurso y no porque los manifestantes se acercaran a la frontera.

"Parece que cualquiera puede ser asesinado o herido; mujeres, niños, reporteros, personal de primeros auxilios, si se acercan a más de 700 metros de la valla. Dispararon a un amputado doble, ¿qué amenaza es un amputado?, dijo Colville.

DPA, AFP y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.