Cuáles son los productos que más aumentarán por el dólar

Las bananas están entre los bienes de consumo que más se importan y serán víctimas de la suba del dólar
Las bananas están entre los bienes de consumo que más se importan y serán víctimas de la suba del dólar Crédito: Shutterstock
Pablo Fernández Blanco
(0)
31 de agosto de 2018  • 11:04

La devaluación del peso frente al dólar, que se aceleró esta semana, conducirá a una suba de precios en varios productos de consumo masivo o frecuente por parte de los argentinos. Entre ellos se destacan los bienes importados y aquellos que si bien se producen en el país, tienen un alto componente dolarizado.

En el primer grupo se destacan algunas frutas, como las bananas, la carne de cerdo y los medicamentos, para citar algunos ejemplos. En el segundo caso, en tanto, están los combustibles -se producen en el país, pero un 80% de su costo de producción es el petróleo, que se compra y vende en dólares-, las harinas y sus derivados, que por su buena salida en materia de exportación está directamente influenciada por la divisa norteamericana.

Hay una regla sencilla para entender por qué los productos importados costarán más. El comercio internacional se maneja en dólares, de manera que si se necesitan más pesos para comprar un billete norteamericano, hacerse del bien al final del camino requerirá un desembolso mayor en moneda local pese a que su precio en dólares no haya cambiado.

Cómo sigue el dólar después de la fuerte devaluación y qué planea el Gobierno

00:58
Video

Entre las principales importaciones de productos de consumo masivo del año pasado están los remedios. Según cifras oficiales, con compras por US$867 millones para venta por menor, lideran un lote de 20 bienes de consumo que se traen del exterior. La cifra incluye desde productos oncológicos hasta insumos de menor importancia que sólo se fabrican fuera del país.

En segundo término se ubican las motos, que en varios de sus modelos posiblemente sufran aumentos de precios en pesos. El año pasado treparon 89% las compras al exterior de unidades de hasta 250 centímetros cúbicos. Fueron 363.908 motos por las que se pagaron US$ 324 millones, que representaban $6.130 millones y hoy, poco menos de $8.100 millones. En promedio, el comerciante necesitará más de $5400 adicionales para hacer frente a cada unidad, de los cuales probablemente intentará pasar la mayor parte a la factura que paga el cliente final.

Carnicerías y verdulerías

La devaluación también se notará en las verdulerías y en las carnicerías. Sucede que muchos de los productos que allí se venden provienen en parte desde fuera del país y su precio está atado al dólar. Es conocida la sensibilidad de la palta a los movimientos del billete verde. Sin embargo, no está en el top 20 de bienes de consumo más importados.

Distinto es el caso de las bananas, que también vienen de afuera. El año pasado se importaron más de 485.000 kilos (por encima de los 433.466 del año anterior) y se pagaron US$239 millones. Su traslado a precios dependerá de la decisión de los importadores y la predisposición de los consumidores a convalidarlo.

En el caso de la carne, la situación también es compleja. Por un lado, el país es exportador de productos vacunos, que tienen un mercado exterior fijado en dólares. Esa condición empuja al alza los valores en los mostradores.

A eso se suma que otros productos se importan en grandes cantidades. El ejemplo más evidente es el del cerdo, cuyas compras van en aumento. El año pasado fueron 33 millones de kilos por casi US$105 millones.

Algo similar pasa con los enlatados de atún, de los cuales se compraron más de 16 millones de kilos el año pasado.

La diversión también pagará una parte de la devaluación. Sucede que entre los bienes de consumo que más se importan están las populares videoconsolas, como la PlayStation y la Xbox. El año pasado entraron 1.561.821 unidades, un 66% más que en 2016. Sus valores están altamente dolarizados.

El último día hábil del año pasado el dólar costaba $18,92 según el promedio de cotizaciones del Banco Central. Hoy, la cifra a las 11.06 la cotización mayorista llega a los $37,60.

De manera que para quien gana en pesos comprar bienes en dólares se encareció en más de 98% en el año.

Otra caída del consumo en julio

  • El consumo mostró una variación interanual negativa de 3% en julio, el tercer mes consecutivo de caída después del -1% de mayo y el -2% de junio, según el Consumer Thermometer que realiza mensualmente la consultora Kantar Worldpanel a base del consumo de los hogares argentinos
  • Junto a la caída en volumen, los aumentos de precios se intensifican y llegan al 27% respecto de julio del año pasado (en junio la variación interanual había sido de 25%)
  • "El consumo masivo no será ajeno al contexto país y cerrará un segundo semestre con una baja similar a la de julio; así, 2018 caerá entre un 1% y un 2% y será el tercer año consecutivo con signo negativo", afirmó Federico Filipponi, de Kantar Worldpanel
  • En el acumulado de los últimos tres meses -a julio- todos los sectores pierden volumen, excepto cuidado personal

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?