Tendencias 2018: 4 consejos para que la deco de tu casa esté al día

Aberturas en negro, un toque industrial que suma
Aberturas en negro, un toque industrial que suma
Te contamos cuáles son las principales cuestiones que tenés que tener en cuenta para darle un look más moderno a tu hogar.
(0)
16 de mayo de 2018  • 00:01

La diseñadora de interiores María Elena Lord estuvo de visita en la feria Maison et Objet de París y tomó nota de todas las tendencias de decoración que están vigentes en 2018 y que prometen seguir presentes el año que viene. Si estás con ganas de darle una vuelta de tuerca a tu decoración, prestá atención a estos consejos:

Animate al negro, pero solo en detalles.

Pintando y resaltando los marcos de las ventanas, por ejemplo, podés lograr un gran cambio. Ni hablar si son de líneas simples o aberturas antiguas de hierro y vidrio. También, lo podés lograr pintando cañerías externas de paredes y, porqué no, radiadores. Es un toque de estilo Industrial que sigue marcando tendencia.

Recuperá las texturas originales.

¿Recuperar muebles para que tengan su textura original? Sí por favor
¿Recuperar muebles para que tengan su textura original? Sí por favor

A veces no sabemos qué hay debajo de la pintura de puertas y mesas hasta que lo averiguamos, y nos llevamos una gran sorpresa cuando nos encontramos con maderas y vetas espectaculares. Las texturas amaderadas aportan mucha calidez, sobre todo en los ambientes despojados de estilo minimalista.

Sumá elementos "verde planta".

Paredes y toques verdes son LO QUE VA
Paredes y toques verdes son LO QUE VA

El verde siempre suma: da color y vida, sin importar el estilo que tengas. Si no sos de las que se da maña con las plantas, no te hagas problema, podés incorporarlo este tono en almohadones, láminas o hasta en una pared, a través de un empapelado tropical tipo mural.

Apostá a los neutros con un touch de color.

Un touch de color puede hacer toda la diferencia
Un touch de color puede hacer toda la diferencia

Si te cansaste de los neutros y querés cortar un poco, poné algún acento de un color vibrante en detalles como almohadones, objetos o en el marco de un cuadro, por ejemplo. Eso sí, siempre bien distribuido y en su justa medida, porque la idea es que sea solo un toque. El amarillo es una buena opción si necesitás iluminar, o bien el mostaza si preferís algo más tranqui, pero sabé que igualmente cualquier color fuerte vale.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.