El futuro del trabajo: ganadores y perdedores en el mundo corporativo

Empleo en peligro - Nuevo paradigma: Para conservar el empleo será fundamental adquirir nuevas habilidades, tener capacidad de adaptación y desarrollar el pensamiento creativo
Empleo en peligro - Nuevo paradigma: Para conservar el empleo será fundamental adquirir nuevas habilidades, tener capacidad de adaptación y desarrollar el pensamiento creativo
Andrés Hatum
(0)
16 de mayo de 2018  

En el último libro de Dan Brown, Origen, la trama del libro se focaliza en un científico que estando a punto de hacer un anuncio supuestamente increíble al mundo lo asesinan. El personaje en cuestión quería revelar el origen del hombre y hacia dónde va la especie humana. Cuando el profesor Langdon, protagonista de la saga del autor de El código Da Vinci, logra que se publique la presentación que el científico tenía escondida, descubre que el futuro del ser humano no es precisamente reconfortante: "Nos estamos convirtiendo en una especie híbrida, una fusión de biología y tecnología", decía el científico. Luego del impacto inicial, emergían las bondades del futuro de la especie humana, donde la inteligencia artificial generaría superabundancia de tiempo y recursos.

Pero ¿qué es la inteligencia artificial y cómo afectará el trabajo del futuro? Según un estudio de la consultora Accenture, la inteligencia artificial es una constelación de tecnologías que permite a las máquinas inteligentes tener algunas cualidades humanas, como la capacidad de comprender, actuar, aprender y sentir. Estas tecnologías incluyen los procesadores de lenguaje, machine learning, sistemas expertos, autos autónomos, reconocimiento de voz, entre otras. ¿Qué permite que la inteligencia artificial siga creciendo? El avance en servicios del cloud, nuevos algoritmos, data analytics y otras tecnologías que apalancan el crecimiento de la inteligencia artificial.

Mercado potencial

Se calcula que los softwares relacionados con inteligencia artificial llegarán a crecer a alrededor de 10.000 millones de dólares para el año 2020. Según Accenture, para el año 2035, la inteligencia artificial va a duplicar el crecimiento económico en una docena de países desarrollados e incrementar la productividad laboral en un 40 por ciento.

De acuerdo con el semanario inglés The Economist, en 2017 las fusiones y adquisiciones de empresas relacionadas con inteligencia artificial rondaron los US$21.000 millones, o sea, 26 veces más que en 2015.

¿Qué pasará con los trabajos teniendo en cuenta el crecimiento de la inteligencia artificial? Para empezar, aquellos directivos que quieran conservar sus trabajos actuales y que les vaya relativamente bien tendrán que adquirir nuevas competencias.

En otro estudio llevado a cabo por Accenture considera que las tres competencias claves para sostenerse en el mercado, de acuerdo con los mismos gerentes, serían: conocimiento tecnológico y digital; experimentación y pensamiento creativo, y conocimiento de analytics y la interpretación de esos datos.

Se acusa a la globalización de pérdidas de millones de empleos solo en los Estados Unidos. Sin embargo, la automatización también ha afectado a muchos empleos. Si uno visita el hotel Aloft en Cupertino, California, no va a ver a mucha gente de servicio trabajando. Es cuestión de pedir cualquier cosa a la habitación para que Botlr, un robot especialmente preparado, haga el delivery al cuarto que lo solicite.

Pero no todas son malas noticias viniendo de la inteligencia artificial. Además de que la tecnología va a manejar por nosotros, hablar, pensar y aprender, existirán nuevos trabajos que la misma inteligencia artificial requerirá y creará.

Un artículo reciente de la MIT Sloan define tres tipos de trabajos que la inteligencia artificial creará: los entrenadores, los explicadores, y los sostenedores. Los primeros son los que le enseñan a la inteligencia artificial cómo desempeñarse y a detectar las complejidades de la comunicación humana (ejemplo, detectar sarcasmos en la comunicación humana).

Los explicadores serán el puente de comunicación entre los tecnólogos y los líderes de los negocios que no necesariamente entienden los detalles de la inteligencia artificial.

Finalmente, los sostenedores serán aquellos que aseguran que los sistemas de inteligencia artificial operan de acuerdo con el objetivo para el que fueron diseñados.

El futuro seguramente encontrará a los ejecutivos desafiados para lograr un trabajo que agregue valor, los satisfaga y en el que puedan tener las competencias para mantenerse en el mercado.

Tal vez la novela de Dan Brown sea algo fantasiosa respecto de que las personas se convertirán en un híbrido mitad humanos mitad tecnología. Pero lo que sí es cierto es que sin una adaptación de las competencias al nuevo mundo del trabajo que la inteligencia artificial impone, más que híbridos, seremos desempleados.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.