Isela Costantini se desligó de Avianca y las low cost

Fuente: Archivo
Declaró por la política aerocomercial de Dietrich
Maia Jastreblansky
(0)
16 de mayo de 2018  

La causa Avianca, que investiga presuntas incompatibilidades entre las políticas aerocomerciales del Gobierno y los negocios de la familia Macri, tuvo ayer un hito clave. En el expediente declaró como testigo Isela Costantini , la primera titular de Aerolíneas Argentinas durante la gestión de Cambiemos y que ocupó su cargo hasta los primeros días de 2017.

Sus declaraciones resultaron clave para un caso que busca investigar distintos hechos vinculados al plan que Cambiemos bautizó como "la revolución de los aviones".

En su testimonial, Costantini aseguró que no renunció sino que la "echaron", y dijo que creía en el "libre mercado" a la hora de recibir a nuevos jugadores en el ámbito aeronáutico, aunque necesitaba "dos años para poner a Aerolíneas Argentinas en marcha". Muchas de las decisiones para el desembarco de las low cost -dijo- se tomaron tras su salida.

La génesis del caso - que investigan el juez Sergio Torres y el fiscal Jorge Di Lello- fue la concesión de rutas aéreas a Avian, la continuadora de Mac Air, de la familia Macri. Pero el expediente se engrosó y hoy investiga siete hechos vinculados a la gestión de Cambiemos en el ámbito aeronáutico.

Además de investigar a Avianca, la Justicia investiga el desembarco de Flybondi, las contrataciones de empresas privadas para los viajes presidenciales, la asignación de hangares en Aeroparque y la baja de un convenio con la aerolínea Sol Líneas Aéreas, entre otros puntos.

"Me echaron"

La Justicia le preguntó a Costantini sobre los motivos de su renuncia a Aerolíneas. "En realidad, a mí me echaron", dijo y se refirió a una discusión "muy fuerte" con el ministro de Transporte Guillermo Dietrich durante un día de paro de los gremios aeronáuticos. Ese día, la confianza entre ambos funcionarios se quebró.

"Yo decidí cambiar el presidente de Aerolíneas", había dicho Dietrich en un programa televisivo. Reconoció el trabajo que realizó Costantini en el primer año de gestión pero dijo que, para él, Mario Dell'Acqua era el indicado para una nueva etapa.

Sobre el desembarco de Avianca, Costantini fue consultada sobre un dictamen del 22 de diciembre de 2016 en el que Aerolíneas Argentinas debía emitir una opinión legal sobre "el concepto de empresa extranjera de acuerdo a lo estipulado en el Código Aeronáutico".

La pregunta de los investigadores apuntó a desentrañar el proceso desembarco de Avian Líneas Aéreas con capitales foráneos. La aerolínea absorbió a MacAir (del Grupo Macri) y luego, para acreditar su capacidad económica, remitió un certificado de la firma panameña Sinergy Aerospace Corp (integrante del holding Avianca), que manifestó poseer el capital necesario para darle una garantía a la filial argentina.

Costantini respondió que conocía "que el área de legales estaba preparando una carta interna" pero explicó que no la había leído porque el día anterior, el 21 de diciembre de 2016, la habían notificado de su salida. "Quedé en una posición difícil porque al ser reemplazada

no podía tomar ninguna decisión, pero era responsable hasta la siguiente reunión de directorio, que ocurriría en enero", agregó. Desde Aerolineas señalaron a LA NACION que ese dictamen fue elaborado por un consultor externo, a pedido de la gestión de Costantini.

Costantini dijo no creer que las rutas otorgadas a Avianca y a Flybondi pudieran afectar el mercado de Aerolíneas Argentinas. "Son rutas que a Aerolíneas no le debieran interesar porque nuestros aviones tenían capacidad para más pasajeros", dijo sobre Avianca.

La empresaria fue consultada por la Justicia sobre una vieja deuda que MacAir tenía con Aerolíneas Argentinas por la utilización de hangares y que fue declarada "incobrable" por la gestión de Marcelo Dell Aqua. Se trata de una deuda contraída en 2004, durante

la administración de Marsans y que se dejó prescribir en la gestión de Mariano Recalde, dado que no fue incorporada en la contabilidad de la empresa. "Por el desmanejo contable no había posibilidad legal de cobrarlo", explicaron desde Aerolíneas Argentinas consultados por LA NACION.

En su testimonial, Isela Costantini resaltó que cuando ella llegó a la aerolínea de bandera "no había control financiero de nada" y ni siquiera había balances contables al día. "Esto [por la deuda] debe haber estado en algún registro de cobranzas olvidado", consideró ante la autoridad judicial.

La Justicia le consultó a Costantini sobre los viajes de Macri para sus giras oficiales. El juez Torres investiga si se busco a beneficiar a empresas amigas mediante la contratación de vuelos privados. "Sabíamos que los aviones de Presidencia se encontraban

en muy malas condiciones porque Aerolíneas hacía el mantenimiento", testificó la ex funcionaria, que agregó que "en caso de que la aeronave oficial no estuviera disponible, se consultaba por vuelos de Aerolíneas". Sin embargo, muchas veces la aerolínea de

bandera no tenía vuelos directos al destino elegido. "La única vez que se gestionó que el presidente viajara por Aerolíneas se trató de un vuelo a Nueva York que finalmente no se pudo concretar porque hubo huelga de pilotos", reconoció Costantini.

Consultada sobre la política para el desembarco de nuevos jugadores en el mercado aeronáutico, Costantini señaló: "Yo creo en el libre mercado". Afirmó, también, que su deseo era tener "tiempo" para poner a Aerolíneas en marcha. "Como empleada del Estado defendía la

situación de Aerolíneas para que pudiera competir con cualquier línea aérea que pudiera entrar", señaló.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.