El gobierno venezolano toma el control de Kellogg, tras un cese de operaciones

Gobierno venezolano toma el control de Kellogg que cesó operaciones - Fuente: AFP

1:39
Video
(0)
16 de mayo de 2018  • 03:00

CARACAS (AFP).- El gobierno venezolano tomó el control de la filial de la empresa estadounidense de alimentos Kellogg, luego de que este martes cesara sus operaciones por el acelerado deterioro económico del país.

El fabricante de cereales cerró sus puertas en Maracay, 130 km al oeste de Caracas, después de 57 años de actividades en el país, que durante años fue considerado un paraíso para empresas estadounidenses.

"El deterioro de la situación económica y social ha obligado a que la compañía detenga sus operaciones y salga del país", anunció en un comunicado la firma, que cubre 50% del mercado venezolano.

Mientras tanto, el mandatario Nicolás Maduro dijo durante un acto de campaña para las presidenciales del domingo, en las que busca reelegirse, que las autoridades reabrieron la planta y producirá en manos de "la clase obrera".

Aunque la firma dijo que la distribución de productos y el uso de la marca quedan suspendidos, Maduro enfatizó que "Kellogg va a seguir produciendo" y que el cierre es ilegal.

"¡Imperialistas, oligarcas, a este pueblo no lo asusta nadie! Este pueblo tiene un presidente y un gobierno que lo protege", lanzó en medio de aplausos, y añadió que pedirá una orden de captura internacional contra los dueños y accionistas.

Maduro denunció que el cierre busca "asustar al pueblo" en vísperas de los comicios
Maduro denunció que el cierre busca "asustar al pueblo" en vísperas de los comicios Fuente: Archivo - Crédito: Palacio de Miraflores vía Reuters

El comunicado de la compañía añadió que "todos los activos, compromisos y garantías legales han sido cubiertos por Kellogg a favor de sus empleados, clientes y proveedores".

Sin embargo, la decisión sorprendió a unos 300 trabajadores que se encontraron con la reja de la fábrica encadenada y un aviso de cierre.

"Es una lástima que el sector privado no pueda operar abiertamente en el país ahora y Kellogg es una muestra", reaccionó el encargado de negocios de Estados Unidos en Caracas, Todd Robinson. Mientras que indicaron que buscarán retomar sus operaciones en Venezuela una vez que las condiciones del país "lo permitan".

El caso de Kellogg impacta uno de los sectores más golpeados por la crisis: el de alimentos, muchas veces escasos o impagables, ya que el ingreso básico solo da para medio kilo de carne.

El cierre se suma al de otras multinacionales que, en los últimos años por la debacle del país petrolero, han cedido como las estadounidenses General Motors, Kimberly-Clark y Clorox. Otras, como Coca Cola y Colgate, han cesado temporalmente o recortado operaciones.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.