Una experiencia real como punto de partida

(0)
17 de mayo de 2018  

Natacha es la protagonista de una saga de hasta ahora nueve libros, que Luis Pescetti comenzó a publicar hace veinte años. "Era una alumna mía en un segundo grado", recuerda el autor sobre el origen del personaje de las preguntas desconcertantes. Las observaciones sobre el mundo de la infancia rescatadas por Pescetti a lo largo de sus ocho años de docente en el aula escolar antecedieron y alimentaron la escritura de sus libros. "Cuando vi ahora la película me dije: 'Ah, qué lindo encontrar en la pantalla a chicos que se parecen a la realidad'. Y enseguida después: 'Cómo no va a ser así, si los saqué de la realidad'".

El film juega con la mirada observadora de Pescetti, en un cameo en el que se lo ve sentarse, block y lápiz en mano, en un banco de la plaza en que Natacha y su amiga Pati instalan un stand de redacción de cartas de amor. "Sigo tomando apuntes, yendo cinco o seis veces al año a escuelas para hablar con los chicos. No como autor que presenta su obra, sino para charlar con ellos, para tomarles el pulso", dice. De esas notas saldrá posiblemente el décimo tomo de Natacha.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.