Suscriptor digital

Malvinas: piden detener a 26 militares por torturas

El Monte Longdon fue una zona de muchos enfrentamientos con el ejército británico
El Monte Longdon fue una zona de muchos enfrentamientos con el ejército británico Fuente: Archivo
Un fiscal denunció 22 casos de oficiales y suboficiales que aplicaron severos castigos a soldados que robaron alimentos
Hernán Cappiello
(0)
17 de mayo de 2018  

Por torturar salvajemente a soldados durante la Guerra de Malvinas, un fiscal federal pidió la detención de 26 militares que estaquearon y sometieron a vejámenes a los conscriptos que se revelaban ante la falta de comida y abrigo que padecían.

El pedido de arrestos, que incluye, además, una solicitud para que los militares sean indagados por delitos gravísimos, fue realizado por el fiscal federal de Río Grande, Marcelo Alejandro Rapoport.

Los hechos que relata el fiscal son impresionantes: entre seis y ocho soldados fueron enterrados diez horas hasta el cuello por robar comida y una oveja porque no les daban de comer más que una sopa de agua con cebolla, a pesar de que cuando llegaron las tropas británicas los oficiales les dieron víveres enlatados que guardaban en un galpón.

Mientras estaban enterrados caía aguanieve y había bombardeos. Se encontraban totalmente desprotegidos y sentían miedo a morir, por los ataques constantes del enemigo, lo cual provocó que uno de los soldados llorara toda la noche. Cuando los desenterraron, otro de los combatientes fue sacado en camilla e internado.

Con la asistencia de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad (PCCH), el fiscal acusó a los militares de 22 hechos de torturas ocurridos en la isla Gran Malvina, en el ámbito de la Fuerza de Tareas Yapeyú. Allí se desempeñó el Regimiento de Infantería N° 5 -dependiente de la III Brigada de Infantería-, al que estaban subordinadas cinco compañías militares.

Según el dictamen del fiscal, la situación de los combatientes era acuciante. En los informes oficiales militares se consigna que la unidad en Puerto Yapeyú (Howard) estuvo bloqueada y aislada por los ingleses, y que no había acceso a víveres secos. Se presentaron cuadros de "desnutrición verdaderamente alarmantes".

Si bien los informes oficiales no revelan las torturas que ahora denunciaron los soldados, dan cuenta de que "esta situación produjo la evacuación de 70 hombres, la muerte de dos soldados conscriptos -uno en la isla y otro en el continente- y una pérdida de peso promedio del personal de entre 15 y 20 kilos".

Según consta en la presentación de la fiscalía, las autoridades militares con asiento en las islas habrían ordenado y ejecutado contra soldados conscriptos diversos actos de tortura -entre ellos, "estaqueamientos" y "enterramientos"- como forma de controlar las alegadas indisciplinas que generaban las penurias que padecía la tropa a causa, fundamentalmente, de la falta de abrigo y comida.

Previo a ese castigo, otros compañeros acusados de robar un poncho fueron estaqueados a la intemperie, con ropa liviana mientras nevaba, durante seis horas. Otros sufrieron el mismo castigo por haber cazado un ave que cocinaron para comer. Otros testigos hablaron de estaqueamientos que duraron cinco días y otros dijeron que fueron amenazados con armas y sumergidos en agua helada por quejarse ante la falta de comida.

Los soldados narraron que tras la rendición fueron llevados a Campo de Mayo, donde les prohibieron hablar con la prensa y los sometieron a lo que llamaron el "operativo engorde". La fiscalía alegó la obligación internacional que tiene el Estado argentino de investigar esos crímenes y solicitó una serie de medidas de prueba orientadas al esclarecimiento de nuevos hechos.

Además, detalló: "Los hechos del caso constituyen crímenes contra la humanidad y, por esa razón, están alcanzados por una norma del derecho internacional que desde tiempo antes de su comisión, establece la imprescriptibilidad de este tipo de delitos".

Por estas razones el fiscal pidió detener a los militares Omar Parada, Emilio Terán, Miguel Ángel Garde, Jorge Cadelago, Jorge Luis López, Horacio Vlcek, Jorge Oliver Lugo, Raúl Masiriz, Belisario Afranchino Rumi, Eduardo Gassino, Jorge Ferrante, Jorge Taranto, Emilio Samyn Duco, Jorge Guillermo Díaz, Luis Alfredo Manzur, Raúl Linares, Pablo Hernández, Claudio Tamareu, Jorge Romano, Ramón Caro, Sergio Guevara, Oscar Contreras, Francisco Rivero, Oscar Albarracín, Ramón Leiva y Gustavo Calderini.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?