Mendoza: detuvieron a un policía que abusaba y robaba a sus víctimas

El agente se desempeñaba en el destacamento policial de la Terminal de Ómnibus, en Guaymallén
El agente se desempeñaba en el destacamento policial de la Terminal de Ómnibus, en Guaymallén Crédito: El Sol
Pablo Mannino
(0)
16 de mayo de 2018  • 23:10

MENDOZA.- Las abusaba y luego les robaba. Al menos fueron cinco las víctimas de un policía mendocino que cayó en las últimas horas mientras se encontraba de servicio. No puso resistencia: sabía que un eventual cotejo de ADN, tras las muestras genéticas que le tomaron cuando lo detuvieron meses atrás por una denuncia por violencia de género, podía comprometerlo.

Así fue que efectivos de la división de Delitos contra la Integridad Sexual, quienes venían investigando los casos, pudieron confirmar las sospechas y finalmente lo arrestaron durante la mañana de este miércoles.

Se trata de un auxiliar de 26 años que ingresó a la Policía de Mendoza hace 4 años que se desempeñaba en el destacamento policial de la Terminal de Ómnibus, en Guaymallén.

El modus operandi del efectivo se repetía: abordaba a sus víctimas en la calle, las abusaba y luego les sustraía pertenencias de valor. Asimismo, de acuerdo al relato de las denunciantes, el hombre que las atacaba vestía uniforme azul y botas.

Los hechos comprobados por la Justicia provincial son uno por abuso sexual gravemente ultrajante y robo agravado, tres por abuso sexual en grado de tentativa y robo agravado y uno por privación ilegítima de la libertad y robo agravado. De esta manera, se pudo constatar que en al menos uno de los casos hubo violación, mientras que en otros realizó manoseos, indicaron fuentes de la pesquisa. El primero de los episodios se registró en enero, por lo que el acusado mantuvo su accionar durante varios meses.

Frente a este escenario, luego de las comparaciones del material genético, a raíz de una denuncia de violencia de género de su ex mujer, la fiscal Virginia Rumbo ordenó allanamientos y luego la detención del agente, la cual se concretó antes del mediodía de este miércoles en la concurrida estación de micros provincial mientras el efectivo se encontraba de guardia. En tanto, en los domicilios se secuestraron elementos vinculados a la causa, como teléfonos celulares de las víctimas. Se aguarda que el policía sea trasladado a la cárcel en las próximas horas. Por su parte, la Inspección General de Seguridad solicitará el pase a pasiva del auxiliar y le iniciarán un expediente, que podría derivar en la exoneración.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios