Suscriptor digital

Cinco series sobre reinas y princesas

Paula Vázquez Prieto
(0)
18 de mayo de 2018  

Trailer The Virgin Queen - Fuente: BBC

00:42
Video

The Virgin Queen

Si hay una reina que ha nacido del mito esa es Isabel I, la hija olvidada del despiadado Enrique VIII, la que renació de las cenizas una y mil veces, se amalgamó a su siglo hasta nombrarlo, le dio entidad imperial a Inglaterra y selló su destino sin obediencias maritales. Esa joven criada entre tutores, preñada de la sombra de la muerte de su madre, y afirmada en un escenario de disputas religiosas y maniobras políticas, es el centro de esta miniserie -escrita y dirigida por dos mujeres, Paula Milne y Coky Giedroyc- estrenada hace más de diez años en la BBC pero que hoy puede encontrarse en Netflix .

La Isabel que imagina, desde sus años adolescentes de ascenso al trono hasta su consagración como sinónimo de la monarquía del siglo XVI, revela en cada episodio su costado humano, teñido de soledad y frustración, de sacrificios y renuncias, en un mundo regido por los hombres y sus mandatos, por las guerras y sus conquistas. Con algunos juegos formales y autoconscientes guiños musicales, The Virgin Queen se consagra a su ambigua protagonista, interpretada notablemente por Anne-Marie Duff, y a ese amor imposible por el ambicioso Robert Dudley -a quien da vida un jovencísimo Tom Hardy -, llama de una fortaleza inquietante y duradera como pocas en la Historia.

Cuatro episodios, los primeros dos disponibles en Netflix.

Trailer The White Queen - Fuente: YouTube

01:00
Video

The White Queen

Si el reinado de Isabel I fue uno de los grandes hitos de la historia británica, la figura de Isabel Woodville, viuda joven de origen fronterizo a lo plebeyo, que enamoró apasionadamente al rey Eduardo IV y fue la clave de la unificación de las casas Tudor y York luego de intrigas despiadadas y matanzas sangrientas, es una figura fascinante y desconocida, amalgama de un tiempo prisionero de los residuos medievales y las ambiciones modernas.

Basada en las novelas históricas de Philippa Gregory, The White Queen explora el ascenso de Isabel Woodville en el trono inglés, en el corazón de la Guerra de las Rosas, a partir de su conexión con la magia y los hechizos, rasgos que afirman su persistente inadecuación y rebeldía. Con la mirada penetrante que le brinda la sueca Rebecca Ferguson (la revelación de la última Misión: imposible), Isabel rasga cualquier equilibrio posible al tensar los poderes terrenales con una fuerza que viene desde lo innominado, desde el centro de ese poder incontenible.

Diez episodios. Disponible en Fox Premium.

Trailer The White Princess - Fuente: YouTube

01:44
Video

The White Princess

La fascinante figura de la Reina Blanca (referencia al color de la casa York) dio paso unos años después a esta continuación en la que es su hija, Isabel de York, la que teje una inquietante línea sucesoria. Si el inicio del desautorizado romance entre Eduardo IV y su reina plebeya está marcado por el fuego y la pasión de lo prohibido, el matrimonio diplomático entre la heredera York y el nuevo rey Enrique Tudor nace del odio y la venganza. En The White Princess, la mirada de Phillipa Gregory está menos puesta en la sobrevida de lo ancestral que en lo nocivo de lo contemporáneo.

Esa sombría era de componendas y restauraciones encuentra en la nueva Isabel el rostro de una calculada rebelión. Si la estrategia de su madre era el don de la clarividencia, la fortaleza de esta hija es la calculada paciencia de su raciocinio. Aguda y cerebral, la Isabel de York a la que Jodie Comer da vida con una ligereza envidiable, que no le quita entidad al personaje histórico, es el artilugio de una unión política de resonancias históricas que lleva en su mismo seno el germen de las venideras disputas.

Ocho episodios. Disponible en Fox Premium.

Trailer Reign - Fuente: YouTube

01:15
Video

Reign

En su excepcional biografía sobre María Estuardo, Stefan Zweig explora la dimensión trágica de la célebre reina de Escocia, educada en Francia como futura consorte del delfín Francisco, siempre amenazada y perseguida, erigida en solitario frente a la Historia y atada al pasado del Imperio español y el Vaticano. La María de Reign se adhiere a esa estela de heroína romántica, cuyo territorio ya no es el de la leyenda y la poesía que le reclamaba Zweig, sino el de la ficción novelesca. Aún con su desinterés por el rigor histórico y la reinterpretación de los personajes en clave moderna, la historia de Reign intenta ser fiel a ese espíritu de contracorriente, de deberes y mandatos que asfixian a sus personajes en un siglo XVI no demasiado distante del XXI.

Más cercana a The OC o Gossip Girl que a The Crown, Reign se sacude cualquier indicio de realismo para hacer del entramado de intrigas diplomáticas y sexuales que envuelven a María un itinerario kitch y disparatado más cercano a la fantasía de los cuentos de hadas que a lo terrenal de los libros de historia. Placer culposo si los hay, la experiencia a la que invita Reign tiene mucho de fascinante voyeurismo, como el que ponen en escena las curiosas cortesanas en los convites que disfrutan con su reina.

Cuatro temporadas. Disponibles en Netflix.

Trailer Versailles - Fuente: Vimeo

01:44
Video

Versailles

Si hay una serie dedicada al lucimiento de las cortesanas de cuño aristocrático del siglo XVII esa es Versailles, la producción franco canadiense -curiosamente hablada en inglés- que narra la gestación del palacio provincial francés como ardiente corazón del nuevo absolutismo. Ya Roberto Rossellini en su etapa televisiva entendió que la toma del poder de Luis XIV era una cuestión de puesta en escena, y que los banquetes y vestuarios del nuevo Rey Sol debían afirmar en la Tierra lo que tenía su origen en lo divino. Ahora Versailles se decide a una mirada carnal y desprejuiciada sobre la gestación de aquel templo de placer y caprichos que terminaría en revueltas y decapitaciones apenas unos siglos más tarde.

Creada por los estadounidenses David Wolstencroft y Simon Mirren ( Criminal Minds), la faraónica construcción del palacio, que acarrea despilfarro y muertes por doquier, es el marco del ascenso de Luis a la cima de un poder cuyo sustento no deja de ser el vacío de un artificio. Definida por un erotismo de baños de leche y desnudos entre velos, y por un poder escenificado en ceremonias y vanas formalidades, la serie consigue con sus excesos y sus devaneos formales condensar el huidizo decadentismo de toda una época.

Tres temporadas. Las dos primeras disponibles en Netflix.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?