Meghan Markle confirmó que su padre no irá a la boda y crece el misterio sobre quién la llevará al altar

La prometida del príncipe Harry emitió un comunicado en el que explicó las razones de la ausencia Crédito: Grosby Group
17 de mayo de 2018  • 08:20

LONDRES (AFP).- En medio de los rumores sobre el estado de salud de su padre y la buena o mala relación que mantiene con los miembros de su familia, hoy la actriz estadounidense Meghan Markle , quien el sábado se casará en Londres con el príncipe Harry de Inglaterra , sexto en la línea de sucesión al trono del Reino Unido , confirmó que su papá no la acompañará al altar ni estará presente en la ceremonia.

En un comunicado publicado por el palacio de Kensington, Markle anunció que su padre Thomas Markle, de 73 años, no asistirá al evento para "concentrarse en su salud".

"Desgraciadamente, mi padre no asistirá a nuestra boda. Siempre he querido a mi padre y espero que se le dé el espacio que necesita para concentrarse en su salud", dijo la prometida del hijo menor de Lady Di y Carlos.

"Me gustaría dar las gracias a todos los que me ofrecieron generosos mensajes de apoyo. Por favor, sepan lo mucho que Harry y yo deseamos compartir nuestro día especial con ustedes", concluyó la actriz, quien no reveló si el padre fue operado del corazón el miércoles, como afirmó el medio estadounidense TMZ.

Ahora, el misterio cambió de eje y todas las preguntas giran en torno a quién llevará al altar a la novia: todo apunta a que lo hará su madre, que sí asistirá a la ceremonia.

El padre de Meghan Markle , que vive en el pueblo mexicano de Rosarito, cerca de San Diego, al otro lado de la frontera con Estados Unidos , había comenzado con el pie izquierdo su relación con la corona británica. Protagonizó un escándalo por las fotos que se prestó a escenificar sobre sus preparativos para la boda, pese a que la Casa Real prefiere manejarse con cautela y hermetismo respecto a determinados asuntos: el palacio había conseguido dominar la información de la boda con sus anuncios inofensivos y bien encadenados sobre el pastel, las damas de honor o el programa de la jornada.

La prometida del príncipe Harry emitió un comunicado en el que explicó las razones de la ausencia Fuente: Archivo

Este sábado, Londres y todo el reino se verán paralizados por el casamiento de uno de los favoritos de la monarquía: Harry, el hermano menor de William. Carismático, divertido y algo más relajado que su hermano por no ser el sucesor al trono, se ganó la simpatía de los ingleses, que esperan con ansias y alegría su boda.

Markle también supo encantar al pueblo. Actriz reconocida y mujer divorciada, representa un cambio en la postura de la monarquía, que en otro tiempo hubiera impedido que un príncipe se casase con una mujer que ya había contraído matrimonio.

La prometida del príncipe Harry emitió un comunicado en el que explicó las razones de la ausencia