13 Reasons Why 2: las víctimas del bullying buscan justicia

El elenco de 13 Reasons Why adelanta la segunda temporada

2:00
Video
Yamila Trautman
(0)
18 de mayo de 2018  

Todos somos Hannah Baker. 13 Reasons Why fue una de las series más controversiales de 2017: la historia de Hannah, una adolescente que decide suicidarse y explicar sus razones (las trece del título) grabadas en cassettes, impactó en la sociedad consumidora de Netflix e instaló la polémica moral alrededor de una temática difícil de digerir y sensible de ilustrar. En la primera temporada, la fatalidad alimentada por la intensidad de los años escolares, las burlas, las presiones, los abusos, las amistades y la competencia, la sexualidad incipiente, la depresión, el rol de los adultos, la familia, y la responsabilidad de las instituciones definen los capítulos en los que Hannah le habla a cada uno de los personajes que considera participantes activos, conscientes o inconscientes, de su decisión.

Con los interrogantes aún abiertos no solamente acerca de su muerte si no también en relación al destino de los protagonistas, hoy la serie estrena su segunda temporada y para adelantarla, tres de los actores del elenco, Brandon Flynn (que interpreta a Justin, el chico popular pero con una madre negligente, turbado por su participación en un traumático abuso), Alisha Boe (Jessica, la porrista que supo ser amiga de Hannah, víctima de aquel episodio) y Christian Navarro (Tony, responsable de entregar los cassettes y único amigo no implicado en las grabaciones), llegaron a la Argentina y hablaron con LA NACION.

La segunda temporada de la serie se estrena este viernes 18 de mayo en Netflix
La segunda temporada de la serie se estrena este viernes 18 de mayo en Netflix

"La segunda temporada se centra en la reivindicación de cada personaje y su búsqueda de justicia", cuenta Navarro. "El juicio que define esta segunda parte se inicia por la demanda de la Señora Baker a la escuela por el bullying a Hannah: ahí veremos a los personajes dar sus testimonios y a través de ellos se descubrirá otro lado de la historia", agrega Boe. Cada capítulo estará narrado por cada personaje que testifique en la corte; pero las amenazas anónimas para que la verdad no trascienda profundizan el miedo a hablar sobre las experiencias dolorosas. Navarro, cuyo personaje se acercará aún más a Olivia, la madre de Hannah, continúa: "Ella aún no descubre cuál es la manera correcta de encontrar la paz después de la muerte de su hija y siente que este juicio podría serlo, ya que piensa que la escuela es responsable y, en muchos sentidos, lo es".

El elenco de 13 Reasons Why opina sobre bullying

2:45
Video

13 Reasons Why, que tiene a la cantante y actriz Selena Gómez entre sus productores ejecutivos, abrió un debate mundial acerca del bullying, el acoso y las tendencias suicidas en la adolescencia. A partir de su estreno y más allá de la controversia (se la acusó pintar al suicidio como una salida "glamorosa", los padres se aterrorizaron ante la posibilidad de un efecto contagio), muchas personas vieron en la serie una motivación para hablar de sus experiencias personales y esto llevó a Netflix a abrir un espacio de consulta y auxilio para quienes se encuentren viviendo situaciones de depresión, abuso, etc (13reasonswhy.info).

"Recibimos cartas y mensajes de la gente contando sus historias de depresión, ansiedad o bullying: es conmovedor y gratificante estar en un show que le permita a las personas abrirse, pero al final del día solo somos actores. Solo podemos contar nuestras historias y por suerte la serie y Netflix entregan los recursos apropiados para que los espectadores comprendan que hay otras maneras de buscar ayuda", detalla Flynn. Tanto él como Alisha Boe (y también Selena Gómez) decidieron apoyar la causa contra estos padecimientos con un tatuaje simbólico en sus muñecas: "El Proyecto punto y coma es una organización que utiliza el significado del signo de escritura: podés terminar una oración con un punto o con un punto y coma, tomando una pausa pero continuando luego. Representa a toda la gente que sobrevivió a la depresión, pensamientos suicidas o adicciones: me lo tatué porque conozco gente que atravesó todo eso, incluso yo misma", confiesa Boe. "Tatuármelo fue mi forma personal de demostrar el orgullo que me genera la serie y sobre todo la respuesta de la gente y su cariño", agrega Flynn.

"Una de las cosas que queríamos transmitir es que todos somos Hannah Baker, todos tuvimos experiencias similares o acompañamos a alguien que lo hizo", dice Navarro. Y Alisha Boe refuerza la idea: "Creo que todos pudimos recurrir a nuestras vidas personales para armar los personajes. Todos en algún momento fuimos víctimas de bullying o atravesamos situaciones similares; por eso la serie es tan popular: es increíblemente fidedigna".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.