Los otros candidatos al premio mayor

Las tres películas que pueden sorprender según la crítica
Diego Batlle
(0)
18 de mayo de 2018  

CANNES.- Si en la primera parte del festival fueron las películas de Spike Lee ( BlacKkKlansman), Alice Rohrwacher ( Lazzaro felice), Pawel Pawlikowski ( Cold War), Jean-Luc Godard ( Le livre d'image), etcétera, las que más elogios recibieron, en la recta final de la Competencia Oficial de la 71» edición de Cannes -que mañana llegará a su cierre con la entrega de la Palma de Oro- fueron sobre todo en los nuevos trabajos del coreano Lee Chang-dong, el italiano Matteo Garrone, el norteamericano David Robert Mitchell y el francés Stéphane Brizé.

* Burning , de Lee Chang-dong. Tras ocho años de ausencia, el maestro surcoreano regresó con un thriller psicológico amargo y desolador basado en un cuento del reconocido autor japonés Haruki Murakami publicado originalmente en la revista The New Yorker. El director de Secret Sunshine y Poetry describe un triángulo afectivo entre dos jóvenes de diferentes clases sociales. Cada plano tiene una fuerza, una sutileza, una precisión, una belleza y un lirismo que lo ratifican como un auténtico genio.

*Dogman , de Matteo Garrone. El director italiano regresa al universo de sus primeras películas ( Gomorra y El embalsamador) con esta historia inspirada en el caso real de Marcello (Marcello Fonte), un hombre bastante patético, divorciado y con una hija, que regentea una peluquería para perros en un desolado pueblo cercano a Nápoles. El protagonista parece ser un buen tipo, honesto y leal, pero también consume y vende cocaína.

* Under the Silver Lake, de David Robert Mitchell. Era una de las películas más esperadas del festival tras el éxito de crítica y público de Te sigue, pero este neo noir sobre las desventuras de Sam (Andrew Garfield), un auténtico nerd que está a punto de ser expulsado de su departamento por falta de pago, no alcanzó a cumplir con tantas expectativas generadas. Este joven voyeurista se obsesiona con una atractiva vecina que pronto desaparece y con el caso del secuestro de un millonario en Los Ángeles.

* En guerre , de Stéphane Brizé. El director francés y su actor-fetiche, Vincent Lindon, regresan tras Algunas horas de primavera y El precio de un hombre con una película que describe con espíritu documentalista y de cinéma verité (mucha cámara en mano) la lucha de los sindicalistas que representan a 1100 operarios despedidos tras el cierre de una fábrica alemana de autopartes ubicada en Francia. Las medidas de protesta, los violentos choques con la policía, las arduas y discontinuas negociaciones con el gobierno y con los patrones conforman el núcleo, mientras que poco a poco empiezan a notarse las grietas, las diferencias entre los distintos sectores gremiales.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?