Boda real: Meghan no prometió obediencia y otras perlitas de la ceremonia

A Harry, muy nervioso antes de la llegada de Meghan, pudo vérselo decirle, tras convertirse en marido y mujer, "Ahora necesito un trago"
A Harry, muy nervioso antes de la llegada de Meghan, pudo vérselo decirle, tras convertirse en marido y mujer, "Ahora necesito un trago" Fuente: Reuters
Lucila Olivera
(0)
19 de mayo de 2018  • 11:44

Según los ingleses, l a boda real fue 80 por ciento tradición y 20 por ciento "Harry-Meghan": el traje de la novia, los sermones, la música y hasta el menú con que agasajaron después a sus invitados estuvieron pensados al detalle para dar un mensaje de cercanía y modernidad.

Con espíritu innovador, desde Chicago, Illinois, llegó el reverendo Michael Curry, el primer obispo afroamericano en convertirse en presidente de la Iglesia Episcopal de su país, quien pronunció un discurso titulado "El poder del amor", que comenzó con las palabras del líder de los derechos civiles Martin Luther King: "Debemos descubrir el poder del amor, el poder redentor del amor. Y cuando lo hagamos, podremos hacer de este Viejo Mundo un Nuevo Mundo. El amor es el camino". Acto seguido, the Kingdom Choir, un grupo de góspel del sudeste de Inglaterra, interpretó "Stand By Me", que emocionó y causó sensación entre los invitados.

Boda real: los momentos más emotivos de la ceremonia entre Meghan y Harry

2:49
Video

Tal como se esperaba, la obediencia quedó fuera de los votos maritales de los flamantes duques de Sussex, un camino que abrió la princesa Diana cuando se casó con el príncipe Carlos y que siguió la duquesa de Cambridge, siete años atrás. Los novios tampoco usaron sus nombres completos (Henry Charles Albert David y Rachel Meghan) al momento de manifestar su voluntad de casarse. Fueron, simplemente, Harry y Meghan. Minutos después, el príncipe William le entregó al arzobispo las alianzas para su bendición. El anillo de Meghan está hecho de oro galés, regalo de la reina, mientras que Harry eligió innovar con el suyo: una alianza de platino texturizado.

El video que subió Delfina Blaquier, invitada a la boda real, a sus redes sociales

0:15
Video

El velo de la novia y el banquete con que recibieron después a sus invitados también fueron toda una declaración de principios. El velo de Meghan estaba bordado con cincuenta y tres flores, una por cada país integrante del Commonwealth. En tanto, el menú incluyó platos tradicionales del lugar con frutas y verduras extraídas de las fincas de la reina Isabel II y una torta hecha por la californiana Claire Ptak con jarabe de sauco y limón, recogidos de los propios árboles que la reina tiene en su residencia de Sandringham.

En medio de la boda real, Elton John y David Beckham se besaron en los labios - Fuente: Twitter

0:03
Video

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.