Alfredo Cornejo: "Necesitamos un triple acuerdo entre el Gobierno, la oposición razonable y el FMI"

El gobernador de Mendoza y titular de la UCR afirma que el PJ debe apoyar "los ajustes que requiere la economía", más allá de lo que pida el Fondo Monetario
El gobernador de Mendoza y titular de la UCR afirma que el PJ debe apoyar "los ajustes que requiere la economía", más allá de lo que pida el Fondo Monetario Fuente: Archivo
Laura Serra
(0)
20 de mayo de 2018  

Gobernador de Mendoza y presidente del radicalismo, Alfredo Cornejo se exhibe como un dirigente pragmático y frontal. Mucho antes de que la turbulencia financiera azotara la economía, Cornejo advirtió, en enero pasado y en una entrevista a LA NACION, que el gobierno de Cambiemos debía acelerar las reformas para que la gestión mostrara resultados. También, que era fundamental que la UCR tuviera una participación más activa en la toma de decisiones del Poder Ejecutivo.

Tuvo que llegar una crisis, la más aguda que debió padecer el presidente Mauricio Macri desde que asumió, para que los reclamos de los socios fueran oídos por el elenco de Pro en el Gobierno. Ahora que Ernesto Sanz representará en su nombre y el de Gerardo Morales (gobernador de Jujuy) al radicalismo en la mesa chica de la toma de decisiones, se siente satisfecho. Y se atreve a pensar en el próximo paso.

"Deberíamos trabajar en un acuerdo entre Cambiemos, la oposición 'razonable', es decir, el peronismo referenciado en los gobernadores, y el Fondo Monetario Internacional, con el objetivo de construir una economía sana en nuestro país. Creo que se puede alcanzar ese triple acuerdo", enfatizó.

-¿Cree que el Gobierno tomó las medidas correctas ante la crisis?

-El Gobierno se puso a la cabeza de los problemas desde el inicio. Nuestra economía no es una economía sana, no lo es desde hace muchos años, porque gastamos más de lo que producimos. La crisis financiera que atravesó nuestro país es un síntoma de la fragilidad de nuestra economía. Se pudo pilotear la crisis, pero los problemas subsisten. El Gobierno está correctamente orientado a tratar de solucionarlos.

-¿Está de acuerdo con la decisión de Macri de recurrir al FMI?

-El FMI tiene en la sociedad una connotación negativa por haber impuesto recetas que luego probaron ser recesivas. Pero hoy no tendría sentido sostener esa connotación negativa. Primero, porque hoy el FMI tiene otra concepción. Segundo, y más importante, porque el Gobierno quiere sostener el crecimiento de la economía y, en ese marco, está dispuesto a hacer ajustes. Porque nuestra economía requiere ajustes.

-¿Cómo se encara este camino?

-Primero hay que actuar con franqueza y hablarle muy claro a la dirigencia política, sindical y empresaria. Debemos comprometerla en este triple acuerdo entre el Gobierno, la oposición razonable y el FMI para sacar adelante la economía del país. Porque hay cosas que, más allá de que las pida el FMI, la Argentina debe hacer, como reducir el déficit fiscal, tarea que ya emprendió el Gobierno, pero que tiene que reforzarse. Debe, además, adecuar su tipo de cambio a una economía competitiva, impulsar una legislación laboral propia de un capitalismo serio. En fin, realizar reformas estructurales. Ahora bien, si el FMI nos exige cosas imposibles de cumplir, mejor sería no firmar un acuerdo. Pero por la información que tengo, no habría exigencias por encima del programa de gobierno y las necesidades reales de la Argentina.

-El PJ en el Senado insiste en el proyecto de retrotraer las tarifas a noviembre de 2017. ¿Cree que es posible un acuerdo con la oposición "razonable"?

-Esa es una pregunta clave. De la misma forma en que el Gobierno debe hablarle claro a la ciudadanía, debe también repartir responsabilidades en todos los actores de la dirigencia política, sindical y empresaria para sacar adelante al país. Entre ellos, está la oposición responsable, la de los gobernadores del PJ, la que está representada en los bloques federales en el Congreso: a ninguno de ellos le conviene un escenario de crisis. Solo les conviene a los que quieren volver al poder para aplicar la misma receta que nos llevó hasta aquí. Por eso insisto en que toda la dirigencia sindical, empresaria y política debe asumir la responsabilidad de construir una economía sana entre todos. Debemos ser socios en este objetivo; la responsabilidad no puede ser solo de Cambiemos.

-Pero ¿cree que habrá predisposición del peronismo en este eventual acuerdo?

-En conversaciones en privado que tengo con algunos gobernadores observo predisposición. A ninguno le conviene un escenario de crisis. Pero claro, lo que uno escucha en privado no siempre se traduce en declaraciones públicas ni en acciones concretas. El desafío de Cambiemos será comprometerlos a un acuerdo.

-El Gobierno finalmente integró al radicalismo a la mesa chica de toma de decisiones. ¿Hubo que esperar una crisis para que Pro les diera ese lugar que la UCR tanto reclamaba?

-Bueno, los principales dirigentes del radicalismo nos sentimos mucho más escuchados ahora que en los últimos meses. No tenemos otro plan que colaborar con el Gobierno, a eso apuntan nuestros planteos. Estamos convencidos de nuestra pertenencia a Cambiemos y nuestro plan es consolidar esta coalición.

-¿El partido va a participar más activamente en la elaboración de políticas públicas?

-Estimo que sí. No nos sobra nada, debemos acumular una mayor fortaleza política para enfrentar problemas que son complejos, que no son fáciles de resolver. En este sentido observo una buena predisposición del Presidente, del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y por supuesto, del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, para darle más solidez política a este proyecto, y eso me llena de satisfacción. La UCR debe acompañar en los momentos difíciles y ser partícipe, también, de los momentos mejores de la coalición. Para ello hay que apostar fuerte a la coalición y en esto el radicalismo está fuertemente comprometido.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.