Por primera vez, la tragedia de los Andes, en teatro

Una de las elocuentes escenas de Sobrevivir a los Andes
Una de las elocuentes escenas de Sobrevivir a los Andes
Una historia de supervivencia, llevada al escenario por un director uruguayo
Alejandro Rapetti
(0)
21 de mayo de 2018  

La historia fue publicada en todos los diarios, contada en diferentes libros y plasmada reiteradas veces en la pantalla grande - Supervivientes de los Andes (1973), Viven (1993), La sociedad de la nieve (2008)-, pero nunca había sido llevada al teatro.

Sobrevivir a los Andes es la primera pieza teatral que acerca al público la tragedia acaecida en octubre de 1972, cuando un avión de la Fuerza Aérea Uruguaya, que tenía como tripulantes a un equipo de jugadores de rugby, junto a sus familiares y amigos, se estrelló en la cordillera. Solo 16 pasajeros sobrevivieron y durante 70 días debieron desafiar a la muerte en condiciones extremas.

"Cuando encontré que esta historia de los Andes nunca se había llevado al teatro comencé una investigación junto a Gabriel Guerrero, el autor de la obra, y nos pusimos en contacto con Fernando Parrado, uno de los sobrevivientes. Justamente, la pieza se basa en la historia que Parrado cuenta en su libro Milagro de los Andes, y con su permiso pudimos llevarla al escenario", sintetiza Hugo Giachino, director de esta pieza, el recorrido que llevó a estrenarla en Montevideo el 13 octubre de 2017 -el mismo día en que se cumplieron 45 años de la tragedia-, y recientemente en Buenos Aires, con un elenco local que integran Julián Bellegia, Carlos Breviere, Juan Pablo Brianza, Bárbara Massad, Ulises Pafundi, Fabián Pérez, Sebastián Pozzi, Sergio Santana y Lucas Tavarozzi. Próximamente viajará también a Chile y México, donde se interpretará con actores de esos países.

Producida en la Argentina por Diego Sorondo, la obra inicia el relato a partir del sexto día del accidente aéreo, cuando Parrado despierta después del accidente y descubre que su madre y su hermana estaban muertas. En el transcurso de los siguientes 55 minutos, recorre los acontecimientos más trascendentes que aquellos 16 sobrevivientes debieron afrontar durante su permanencia en la cordillera, soportando aludes, temperaturas extremas, la angustia inmensa, el hambre y la desolación.

Ambientada con un chelo que musicaliza las escenas y permite hilvanar sentimientos y emociones de mucho dolor -si bien se filtran pequeñas cuotas de humor-, la escenografía de René Riviú recrea la montaña y una parte del fuselaje del avión. "Es una historia fascinante, de solidaridad y de equipo, donde se plantea que a pesar de todo siempre se puede. Si bien ellos integraban un equipo de rugby y compartían una filosofía de vida y hasta religiosa, le podría haber pasado a cualquiera y en cualquier parte del mundo", advierte Giachino sobre esta pieza que en su país obtuvo dos premios Florencio de la Asociación de Críticos, además de una mención especial del Senado de su país, donde fue arrogada como material didáctico para las escuelas. " Sobrevivir a los Andes resalta el trabajo en equipo. A pesar de que uno pueda encontrarse con diferentes 'montañas' en la vida, siempre se puede dar un paso más y tener la esperanza de seguir adelante. Ese es el gran mensaje de esta obra", concluye el director.

A modo de epílogo, sobre una pantalla se proyectan imágenes reales de los sobrevivientes, se escuchan sus testimonios, los helicópteros de rescate y también la voz del arriero que encontraron después de 70 días de aislamiento, una vez que supieron que ya nadie los buscaba, y la suerte quedó librada a sus propias fuerzas.ß

Sobrevivir a los Andes

Martes y miércoles, a las 20.30.

Regina, Santa Fe 1235.

Entradas, desde 300 pesos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.