Roberto Ampuero, canciller de Chile: "Es importante que la integración deje de ser retórica"

Invitado a la reunión plenaria de cancilleres del G-20 en Buenos Aires, aseguró que la relación bilateral está en "un gran momento"
Invitado a la reunión plenaria de cancilleres del G-20 en Buenos Aires, aseguró que la relación bilateral está en "un gran momento" Fuente: AP - Crédito: Natacha Pisarenko
Natalia Pecoraro
(0)
22 de mayo de 2018  • 07:05

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Roberto Ampuero, participó ayer como invitado de la reunión plenaria de cancilleres del G-20 en Buenos Aires. Firmó con el canciller Jorge Faurie un convenio para "avanzar en la licitación de la refuncionalización de los túneles Caracoles y Cristo Redentor", estuvo en la cena de trabajo del domingo y participó activamente de las sesiones de trabajo que se hicieron ayer en el Palacio San Martín. En una entrevista con LA NACION, aseguró que la relación bilateral está en "un gran momento", auguró una mayor integración regional entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico .

-¿Cómo evalúa lo discutido durante la reunión de ministros de Relaciones Exteriores del G-20?

-Los temas que se tocaron acá, el libre comercio, el multilateralismo, son esenciales para Chile. Gran parte del éxito y de los logros alcanzados en Chile en los últimos 35 años están vinculados al libre comercio. Respecto de las voces proteccionistas que empiezan a surgir, consideramos que el libre comercio es central y que es lo que permite el desarrollo, la prosperidad, permite el multilateralismo también, y este asegura la paz. Un tema que nos interesaba mucho y que planteamos es el tema de la inclusión: que las medidas que se tomen apunten a la inclusión. Es importante que el G-20 tome conciencia de esto.

También es importante para Chile lo que sea sostenibilidad, en todo sentido; y género y diversidad. Otro tema que nos interesaba mucho es el del efecto de las nuevas tecnologías en lo laboral. Muchos trabajos están desapareciendo, ¿qué hacemos, nos quedamos sufriendo esto o nos anticipamos? Nuestro país y la Argentina vamos a sufrir directamente de la automatización en el sistema productivo. El G-20 se concentró antes en procesos técnicos, económicos, financieros, y se olvidaba de estos otros elementos que hoy aparecen con fuerza.

-¿Imagina una mayor integración de América Latina?

-Va a ser necesaria una mayor integración de América Latina, regional. Nos hemos integrado con bastante éxito dentro de la Alianza del Pacífico, con México, Colombia y Perú, y tenemos acuerdos de libre comercio con 26 países, el 86% del PBI mundial. Estamos apoyando la incorporación de Australia, Nueva Zelanda, Canadá y Singapur a la Alianza del Pacífico, para darle más densidad. Ponemos nuestra experiencia y estamos a disposición para que el Mercosur se acerque a la Alianza del Pacífico y se cree una verdadera integración.

-¿Cuáles son los principales desafíos de la relación bilateral?

- Es un gran momento de la relación Argentina-Chile. Estamos pasando por un gran momento de comunicación con la Argentina. Hay identificación y comunicación de nuestros presidentes [ Sebastián Piñera y Mauricio Macri ]. Que los líderes se entiendan bien facilita mucho las cosas. Y que los cancilleres se conozcan también facilita mucho las cosas, porque la comunicación se hace más directa, menos formal. Me alegro de tener una muy buena relación con el canciller [Jorge] Faurie.

Para los presidentes Macri y Piñera, el lazo entre los dos países tiene que llevar a cosas concretas que pueda percibir la población. Queremos que las personas sientan que la integración tiene efectos reales, concretos. Y por eso se va a hacer la refuncionalización del paso Cristo Redentor, para que funcione mucho más rápido el ida y vuelta, que sea moderno, eficiente, con buena atención. El acuerdo de libre comercio abre perspectivas enormes. Hay elementos muy concretos que tienen que arrojar resultados.

Es importante que la integración deje de ser retórica, muchas veces lo es. Siempre tengo miedo a demasiado anuncio y poca concreción. América Latina está llena de anuncios de lo que se quiere hacer y nos faltan más anuncios de lo que se ha realizado.

-¿Qué considera que debería hacerse para mejorar la relación bilateral y la integración?

-Creo que tenemos que unir los esfuerzos en términos turísticos. Está dentro de los planes. Cuando alguien viene de China o de la India o de Rusia hasta la Patagonia , hay que facilitarle las cosas, que sea mucho más fluido el tránsito, el desplazamiento. Y tenemos que ofrecer ciertas rutas en conjunto. Es un sinsentido que la Argentina proponga "la Patagonia". ¿Por qué no [hacerlo] en conjunto? Hay que unir esfuerzos ahí donde se pueda. Son cosas que se pueden hacer y parecieran que están muy cerca porque son fáciles de realizar, pero no se han hecho.

Fuente: AFP - Crédito: Eitan Abramovich

Fuente: AFP - Crédito: Eitan Abramovich

"Refuncionalización" del paso Cristo Redentor

Los cancilleres Roberto Ampuero y Jorge Faurie firmaron anteanoche un acuerdo para licitar la "refuncionalización" del paso Caracoles-Cristo Redentor, que conecta los dos países. Los ministros coincidieron en que es "la conexión de mayor nivel de tránsito entre la Argentina y Chile", plantearon que "su infraestructura muestra una necesidad urgente de modernización y ampliación" y se comprometieron a proveer los fondos para la financiación, incluido el financiamiento externo.

El proyecto se realizará en dos etapas, entre los años 2018 y 2022. En la primera fase se ensanchará el viejo túnel Caracoles, de los 4,50 metros que tiene hasta los 13 metros. Además, se construirán galerías de interconexión con el Cristo Redentor. La segunda etapa será la de modernización del Cristo Redentor: se instalarán nuevos sistemas de ventilación y señalización. El túnel cordillerano tendrá dos carriles por sentido de circulación.

Además, la semana pasada empezó la construcción de "la variante a Palmira" en Mendoza, la primera obra del nuevo corredor del paso internacional Cristo Redentor, una megaobra que tiene financiamiento de 750 millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), según informó el Ministerio de Transporte de la Nación .

"La variante a Palmira" conectará la localidad de Palmira con el Acceso Sur (Ruta Nacional 40) de Mendoza, a la altura de Luján de Cuyo, con una nueva autopista de 38 kilómetros que será alternativa a la actual Ruta Nacional 7. La obra permitirá separar el tránsito "particular" del transporte de carga que circula desde y hacia Chile a través del Cristo Redentor.

Crédito: Ministerio de Transporte

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.