Alemania pide la entrega de Carles Puigdemont a España por rebelión

Según la Fiscalía, el independentista podría estar en riesgo de fuga pero la corte estatal de Schleswig rechazó la solicitud de detenerlo Fuente: AFP
22 de mayo de 2018  • 08:04

BERLÍN.- La Fiscalía del estado alemán Schleswig Holstein pidió la entrega del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont , por el delito de rebelión, luego de la orden de detención europea lanzada por España , al tiempo que que el Tribunal Supremo rechazó su prisión preventiva.

El mes pasado, la Fiscalía regional había rechazado la extradición por este delito, aunque había dicho que el traslado todavía era posible por el delito de malversación de fondos públicos. Ahora, los fiscales recurrieron el fallo judicial al considerar que estaba justificada la extradición bajo el delito de rebelión porque tenían nueva información procedente de España, como videos que mostraban violencia contra la Policía.

"Los disturbios fueron de tal magnitud que los fiscales piensan que puede ser extraditado bajo el cargo de rebelión", dijeron en un comunicado. "De momento, los fiscales están preparándose para declarar que la extradición del acusado es aceptable", agregaron.

Por su parte, desde el tribunal indicaron dijo que no estaba claro cuándo fallarían sobre la extradición pero de momento no veían motivos para poner a Puigdemont bajo custodia durante el proceso, tal y como había solicitado de nuevo la Fiscalía.

Puigdemont fue detenido por la Policía alemana el 25 de marzo de este año tras cruzar la frontera desde Dinamarca. Entonces, España había emitido una orden europea de detención por cargos de rebelión y malversación de caudales públicos, acusaciones derivadas de la celebración del referéndum para la independencia de Cataluña en octubre del año pasado, proceso que había sido declarado unilateralmente, luego dejado en suspenso, y que había hundido al país en una fuerte crisis y en una serie de protestas violentas tanto a favor como en contra.

Once días después, a principios de abril, el depuesto mandatario salió de prisión tras el pago de una fianza de 75.000 euros y luego de que el tribunal dijese que no podía ser extraditado por rebelión dado que las pruebas no eran suficientes. Desde ese momento, Puigdemont vive en Berlín y debe presentarse cada semana en la comisaría.

Según la Fiscalía, el independentista podría estar en riesgo de fuga pero la corte estatal de Schleswig rechazó la solicitud Fuente: Reuters

La ruta de Puigdemont

A la capital alemana el líder independentista llegó a fines de marzo tras abandonar Bruselas, ciudad que había elegido para autoexiliarse en medio de la tensión por la independencia de Cataluña y ante denuncias en su contra por rebelión, sedición y malversación.

Desde allí, planeaba dirigir el destino de la región y continuar con el movimiento independentista. Sin embargo, sus varios intentos de asumir desde el extranjero como cabeza de la Generalitat fueron frustrados por la Justicia.

En Berlín, el político independentista recibe con frecuencia a sus aliados políticos, incluyendo Quim Torra, que fue elegido recientemente como su sucesor al frente del gobierno de la región del noreste de España.

Según la Fiscalía, el independentista podría estar en riesgo de fuga pero la corte estatal de Schleswig rechazó la solicitud Fuente: AFP
Agencias DPA, Reuters y AP

TEMAS EN ESTA NOTA