El enojo del padre del Patón Guzmán antes de la lesión de Sergio Romero: hizo una caricatura de Sampaoli con una careta

La caricatura de Jorge Sampaoli, realizada por el padre del Patón Guzmán
La caricatura de Jorge Sampaoli, realizada por el padre del Patón Guzmán Crédito: Jorge Guzmán
(0)
22 de mayo de 2018  • 09:44

Ayer, Nahuel Guzmán había quedado a un paso de cumplir su sueño. Tras haber sido parte del plantel de la selección argentina en los últimos cuatro años, incluso en la última gira por Europa, Jorge Sampaoli decidió dejarlo fuera de los 23 futbolistas de la selección argentina para el Mundial Rusia 2018 e incluyó en su lugar a Franco Armani, de buen presente en River, quien ni siquiera había sido convocado. Pero, ante la lesión de Sergio Romero, todo volvió a foja cero y se reactivó lo que tanto soñaba: el DT de la selección decidió llamarlo para reemplazar a Chiquito y será parte de la nómina definitiva que se presentará en FIFA el próximo 4 de junio. Eso sí, con una polémica impensada. Su padre, el dibujante Jorge Guzmán, había cuestionado la decisión del DT con una caricatura, en la que sugería que el DT es funcional a los medios de comunicación, y con un texto titulado 'De espalda al sueño',

La caricatura muestra varios elementos que cuestionan el actitud del entrenador. tiene un careta, el escudo de Chile y tatuajes de los medios de comunicación más populares: TyC Sports, Fox Sports y TNT. "Es muy natural en un sueño ver gente de espaldas al sueño (...). El primer error de esta gente era entrar disfrazados. En un sueño nadie engaña a nadie a menos que todos acuerden jugar a eso, entonces se puede escribir con el codo lo que luego se borrará con la mano (típico y raro ardid en los sueños), se puede sin temor al ridículo, levantar humeantes monumentos que serán la delicia de soñantes poco exigentes y en este orden de cosas se puede incluso afirmar que se cambiará la suerte de un barco sin rumbo", dicen los primeros pasajes del texto.

Esta mañana, Guzmán visitó en Rosario su primera escuela primaria, en un acto de beneficencia. El arquero inauguró una biblioteca y estuvo presente para jugar con los alumnos. Pero también prefirió no aludir a la selección y al dibujo de su padre. "De la selección argentina prefiero no hablar. La verdad, y con todo el respeto al trabajo de los medio de comunicación, en este momento prefiero no hablar de la selección. Seguramente en unos días podremos hablar más tranquilos", declaró.

En cuanto a la pregunta relacionada a su padre el arquero de Tigres de México mostró su desconocimiento... "¿Qué hizo mi papá ahora? Ya es grande, somos todos personas grandes y no sé ni qué posteó. Me imagino lo que pudo haber hecho... pero la verdad que no te puedo responder porque no sé nada. Ahora me diste curiosidad pero no sé nada", dijo con una tímida sonrisa.

El descargo completo del padre del Patón Guzmán

"De espalda al sueño

Es muy natural en un sueño ver gente de espaldas al sueño. Al principio creí que era gente despierta o gente que no quería estar allí, pero entendí que solo se trataba de gente buscando erróneamente una forma de entrar a ese mundo extraño y cierto. El primer error de esta gente era entrar disfrazados. En un sueño nadie engaña a nadie a menos que todos acuerden jugar a eso, entonces se puede escribir con el codo lo que luego se borrará con la mano (típico y raro ardid en los sueños), se puede sin temor al ridículo, levantar humeantes monumentos que serán la delicia de soñantes poco exigentes y en este orden de cosas se puede incluso afirmar que se cambiará la suerte de un barco sin rumbo. -Soñar no cuesta nada. Dice un despierto con berretín de soñador desconociendo el precio.

El requisito para habitar en ese mundo extraño y cierto de los sueños es estar convencido de que la vigilia es una cárcel, la peor que se pueda imaginar y entonces hay que elegir y elegir es el precio.

El sueño es el potrero de la vigilia, es donde se juegan los partidos de verdad, donde se deja el pellejo por los compañeros que tienen la misma camiseta, esa que esconde los huesos, pero donde también nos abrazamos con el rival, con el otro que somos nosotros en el espejo, el sueño es algo que no se pierde pero que se puede extraviar dejándonos al borde de una cama ajena muertos de sed, muertos en vida mi amigo".

El posteo que se adelantó a la designación

Antes de que se confirmara la lista de 23, y seguramente ya con el dato confirmado de que su hijo no iba a estar en la nómina, Jorge Guzmán había realizado otra publicación en la que, sin mencionarlos, cuestionaba la actualidad de Romero y Willy Caballero y elogiaba el presente del Patón.

"Soñé que se jugaba una final en Inglaterra y nuestros arqueros estaban en el banco (en el de suplentes), también soñé que otro de nuestros arqueros no dejaba de jugar y salía los últimos 3 años campeón de su liga, que ganaba 2 copas más, que jugaba varias finales internacionales, en fin, el sueño parecía tratarse de logros deportivos en los que cada uno a su manera aportaba con su oficio a un trabajo colectivo. También soñé con periodistas que les costaba ejercer sus rutinas sin verse atravesados por urgencias editoriales a veces parecidas a intereses de naturaleza ambigua", decía el primer texto publicado.

En cuatro años en la selección argentina, Patón Guzmán atajó en seis encuentros y recibió tres goles. Completó cuatro encuentros con la valla invicta.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.