La historia de Guy, el perro de Meghan Markle que ahora es parte de la realeza

El perro vive en el Reino Unido desde noviembre del año pasado Crédito: Instagram/MeghanMarkle
22 de mayo de 2018  • 15:24

Parece salida de un cuento, pero la historia de Guy es conmovedora. El perro fue abandonado en 2015 en un bosque de Kentucky, donde estuvo cerca de ser sacrificado.

Este adorable beagle de 11 kilos fue rescatado y vivía en un refugio.

La ahora duquesa Meghan Markle, estaba viviendo en Toronto y buscaba compañía para su otro perro Bogart, un pastor alemán. Vio a Guy en un evento de adopción y ahí comenzó a cambiar la suerte y la vida del can.

La asociación A Dog's Dream Rescue organizó una cadena humana de conductores voluntarios para llevarlo a través de 805 kilómetros para su adopción en Canadá.

"Es adorable con sus largas orejas marrones y sus ojos grandes y su pequeño cuerpo redondo. Le habíamos mostrado otro perro a Meghan que pensamos que podía hacer un buen equipo, pero ella vio a Guy e inmediatamente quiso llevárselo a casa", contó la directora de la asociación rescatista, Dolores Doherty.

A la izquierda, Guy

De vagabundo a príncipe

Guy viajó a Inglaterra en noviembre pasado para vivir con los príncipes. Desafortunadamente Bogart estaba demasiado viejo y débil para hacer el viaje y se quedó con amigos de Mark en Canadá.

Y como en un cuento, a Guy lo esperan otras aventuras, junto a Harry y a Meghan en Nottingham Cottage, residencia actual del príncipe en la capital británica. Vivirán en una sencilla casa que forma parte del histórico Kensington Palace.

TEMAS EN ESTA NOTA