Control de precios: similitudes y diferencias entre Guillermo Moreno y Francisco Cabrera

Sofía Terrile
(0)
22 de mayo de 2018  • 14:23

La historia de los controles de precios en la Argentina tiene centenares de páginas escritas, pero la más reciente se agregó esta semana con la convocatoria que el Gobierno realizó a empresarios para conocer cuánto impacta la devaluación en sus costos y evitar que la suba de precios llegue a las góndolas.

El ministro de Producción, Francisco Cabrera , está al frente de las reuniones que habrá con líderes de compañías de consumo masivo y supermercadistas. En la mesa se sentarán varios interlocutores que conocieron de cerca al exsecretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno y sus prácticas coercitivas. Estas son las similitudes y diferencias entre el modelo de control de precios K y la convocatoria actual, que si bien los funcionarios plantean como algo radicalmente distinto a lo que ocurrió en el pasado, despierta esa clase de recuerdos.

Guillermo Moreno, exsecretario de Comercio Interior
Guillermo Moreno, exsecretario de Comercio Interior Fuente: Archivo

  • Sistema de creencias: El exsecretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, sostenía que los controles de precios eran la herramienta más adecuada para contener la inflación, algo que no se corroboró en la práctica. En 2006, cuando comenzó su tarea, defendía que estaba generando "un seguimiento de los costos empresariales que permitan justificar la racionalidad del incremento de los precios".
  • Tono: Los métodos del exfuncionario eran, cuanto menos, polémicos. Por lo general, él mismo se comunicaba con empresas y supermercados. Abundan los relatos de aprietes, malos modales y situaciones violentas. Cuando perfeccionó sus sistema, elabora una lista de tres categorías de productos ("masivos", "selectivos" y "premium"). Permitía aumentos diariamente en uno, dos o tres productos. Los comunicaba a través de autorizaciones que enviaba a supermercadistas y compañías de consumo masivo. Más adelante, la herramienta se sistematizó con listas más formales de productos. Fue reemplazado más tarde por Precios Cuidados.
  • Visión sobre el empresariado: Moreno mantuvo un perfil alto en toda su gestión, que duró siete años, y fue concentrando muchas de las decisiones de política económica en su figura. El exfuncionario sostenía que la inflación se daba, en gran parte, por los altos márgenes de ganancias de las empresas. Luego fue reemplazado por el equipo de Axel Kicillof.

  • Sistema de creencias: En las reuniones convocadas por el Gobierno esta semana, la idea central es preguntarles a las empresas por sus costos para encontrar mecanismos que eviten que la suba de precios llegue al consumidor, algo que se parece a las prácticas kirchneristas. En la teoría, sin embargo, el ministro de Producción, Francisco Cabrera, dice no estar de acuerdo con esta herramienta: "No es nuestra política hacer control de precios, porque han fracasado en los últimos 4000 años", sostuvo en conferencia de prensa.
  • Tono: La convocatoria de Cabrera a las empresas fue una síntesis de las necesidades políticas de Cambiemos. La gobernadora María Eugenia Vidal dijo ayer en un encuentro de AmCham que había mandado a hacer un estudio para descubrir quiénes eran los empresarios que habían aumentado los precios por la suba del dólar sin tener un componente importado. En 2016, Ernesto Sanz, cofundador de Cambiemos, dijo en diálogo con Clarín que algunos empresarios argentinos se merecían "un Moreno". Producción, sin embargo, realiza encuentros individuales y sin intervenciones violentas.
  • Visión sobre el empresariado: El secretario de Comercio actual, Miguel Braun, uno de los alfiles de Cabrera, tiene un perfil más bajo que su predecesor y tampoco concentra tanto poder. Así hablaba sobre los precios el año pasado en diálogo con LA NACION: "Cada comerciante siempre trata de vender lo más que puede al máximo precio posible y ganar más. El Estado tiene que dar reglas de juego para que haya competencia".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?