3 especies de aromáticas que se pueden cultivar en la cocina

Perejil, menta y albahaca para tener siempre a mano. La clave: tenerlas siempre cerca de una ventana.
Perejil, menta y albahaca para tener siempre a mano. La clave: tenerlas siempre cerca de una ventana. Crédito: Archivo Revista Jardín
(0)
18 de octubre de 2018  • 16:04

Frescas, perfumadas, sabrosas, las hierbas aromáticas recién cortadas le dan un toque único a cualquier plato y se pueden cultivar en el interior de casa . Quienes lo saben apreciar, seguro van a poner manos a la obra para cultivar estas tres plantas clásicas que solo necesitan luz natural para prosperar y espacio porque pueden llegar al metro de altura.

Perejil crespo

Petroselinum crispum var. crispum

Crédito: Archivo Revista Jardín

Es una planta bienal, resistente, que alcanza unos 30 cm de altura. Necesita suelo bien abonado y rico en humus. Posee las hojas más rizadas que el perejil común. Tiene un sabor más suave que el de hojas planas. Suele utilizarse para decorar platos.

Menta

Mentha spicata

Crédito: Archivo Revista Jardín

Se la llama "hierbabuena". Es una planta alta, de hasta 1 m de altura, con tallos sin pelusa. Las pequeñas flores pueden ser blancas, lilas o rosas. Las hojas, que tienen un sabor muy fuerte y puro, se usan para preparar té y mojitos. Prefiere el suelo húmedo y sol, aunque tolera sombra parcial. Las Mentha x piperita y Mentha suaveolens también se cultivan para usos culinarios o medicinales.

Albahaca

Ocimum basilicum

Crédito: Archivo Revista Jardín

Es una planta anual, de hasta 60 cm de altura, con hojas opuestas, ovales, de color verde brillante. Las flores se disponen en racimos y son blancas o rosadas. Se desarrolla bien en macetas, a temperatura templada, con un suelo seco, ligero y bien drenado. Prefiere los lugares soleados y resguardados. Las hojas se consumen frescas, ya que disecadas no conservan mucho el sabor. También se cultivan las variedades minimum, de hojas más pequeñas, y purpurascens, de follaje púrpura.

Perejil, menta y albahaca para tener siempre a mano. La clave: tenerlas siempre cerca de una ventana.
Perejil, menta y albahaca para tener siempre a mano. La clave: tenerlas siempre cerca de una ventana. Crédito: Archivo Revista Jardín

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?