Antonio Ledezma: "Venezuela es hoy el campo de concentración más grande de la historia"

"La región reaccionó tardíamente, pero ahora hay una preocupación que se puso de manifiesto"
"La región reaccionó tardíamente, pero ahora hay una preocupación que se puso de manifiesto" Fuente: Reuters
Milagros Moreni Nimer
(0)
31 de mayo de 2018  • 17:01

Venezuela vivió unas elecciones marcadas por el descontento, las abstenciones y las denuncias de fraude. El nivel de participación sólo alcanzó el 48%, en contraste con la media del 79% en los últimos comicios y gran cantidad de países latinoamericanos, entre ellos Argentina, rechazó el resultado y convocó a sus embajadores.

En diálogo con LA NACION el exalcalde opositor de Caracas Antonio Ledezma se mostró descontento con los números y aseguró que "el resultado estaba más que cantado, el régimen tenía montada una farsa electoral, no había condiciones para votar porque se negó hasta último momento a hacer auditorías, no fueron permitidos observadores calificados e inhabilitaron a los líderes políticos para que Maduro pudiera competir con quien a él se le antojara como adversario".

-¿Qué opina de la reacción de los países de América Latina tras el resultado en Venezuela?

Lo que hicieron se debería haber hecho hace mucho tiempo, pero nunca es tarde para ver al Grupo de Lima y a países de América Latina dictando sanciones financieras y profundizando sus medidas de rechazo a la dictadura venezolana. Es una forma de ayudarnos a poder liberarnos de esta narcotiranía. La región reaccionó tardíamente, pero ahora hay una preocupación que se puso de manifiesto. Creo que el cono de Sudamérica ha respondido y en eso ha jugado un papel muy importante el presidente Mauricio Macri .

-¿Qué necesita Venezuela de Estados Unidos?

-Estados Unidos tiene que pasar de la diplomacia retórica a la de acciones y eficacia, y lo ha hecho.

-¿Cree necesario volver a llamar a elecciones?

-No. Eso debe hacerse cuando salgamos de la dictadura, porque repetir comicios bajo la tutela de Maduro es seguir dándole tiempo para que siga martirizando a los venezolanos. El Consejo Nacional Electoral es ilegítimo. La verdad está en la desolación de los centros de votación donde solo hubo activistas del régimen. Maduro tiene que ser separado de la presidencia para dar paso a un gobierno de transición nacional porque es el obstáculo entre el sufrimiento y el progreso.

-¿Por qué cree que el nivel de abstención fue tan alto?

El pueblo protagonizó un histórico y épico acto de desobediencia civil. Hubo el más grande paro cívico que ha conocido Venezuela. Más del 80% de la población nacional rechazó la farsa con que Maduro pretende entronizarse en el poder. Se demuestra que nuestra patria es mucho más grande que las adversidades, que los venezolanos ni se compran ni se venden.

-¿Qué pasó con la oposición? ¿Por qué estuvo dividida y no pudo constituirse?

-Porque el gobierno logró que afloraran diferencias y eso fue muy dañino para una plataforma que había demostrado ante los ojos del mundo que la diversidad no era un obstáculo para luchar unidos. El régimen infiltró la oposición. Maduro y sus camarillas estaban persuadidos porque la unidad quería, como una tromba, imponerse. Pues bien, el régimen se propuso desmantelarla y lo logró.

-¿Qué va a pasar con seis años más de Maduro en el poder?

-Maduro busca liquidar las esperanzas y las ilusiones de los jóvenes. Nos estamos descapitalizando con el talento humano. Cada día que él amanece en los aposentos del palacio del gobierno estamos enterrando a más niños y mujeres. Hay gente que sigue teniendo como ilusión conseguir un boleto para irse del país cuando debería ser al contrario. En Venezuela todos los días hay estallido, la gente a diario se queja y protesta porque sigue resistiendo, no se rinde, está en pie de lucha. Cada día que Maduro se prorrogue en el poder, se prorroga también el exterminio al que se ha sometido el pueblo de Venezuela.

-¿Se está viviendo un exterminio?

-En Venezuela se está aplicando un genocidio. Venezuela es hoy el campo de concentración más grande de la historia porque está instalado en 912 mil kilómetros cuadrados. No dependemos del estado de derecho, sino del estado de ánimo, del capricho del caudillo. Esa es la tragedia que tenemos en el país.

-¿Cuál es la salida para eso?

-Es urgente el apoyo internacional, apoyo que se viene solicitando hace mucho tiempo, ayuda de canal humanitario. Lo propuso el Vaticano en 2016, se logró firmar un acuerdo pero nunca lo honraron los señores de la dictadura venezolana.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.