Leon Bridges, una nueva voz a la altura de los grandes cantantes de soul

"Bad bad news" - Leon Bridges

2:49
Video
Yamila Trautman
(0)
23 de mayo de 2018  • 00:11

Antes de abrir su boca para dejar escapar una muestra de la que hoy es considerada la nueva voz de la música soul, Leon Bridges parece ese chico de 28 años oriundo de Texas que dejó de ser hace muy poco cuando comenzó su vertiginosa carrera.

La simpleza de su presencia da cuenta de, acaso, una de las razones por las cuales su éxito en la industria musical fue inmediato: la humildad de un artista que no necesita más que ser él mismo para demostrar por qué se lo compara con los más grandes representantes del género, desde Sam Cooke hasta Marvin Gaye, nada más y nada menos.

Así, con su segundo disco de estudio recientemente editado, Good Thing, Bridges llegó por primera vez a la Argentina para presentarse en Niceto Club (su debut se produjo anoche) y abrir el show del exintegrante de One Direction Harry Styles, que tendrá lugar esta noche, en el DirecTV Arena de Tortuguitas. Antes de esos dos compromisos, el cantante ofreció un exclusivo show acústico en los estudios de LN +.

"Beyond" - Leon Bridges

4:08
Video

La segunda entrega del ciclo Studio LN (la primera contó con la presencia de Miranda!) estuvo protagonizada por uno de los cantantes "del momento", un artista que sorprendió al mundo con su primer disco, Coming Home (2016), y que rápidamente fue captado por la industria musical para erigirse como la "nueva esperanza" de la música soul.

En un set acústico, y en compañía de su guitarrista y su corista, Leon Bridges repasó canciones de sus dos producciones: del nuevo álbum, Good Thing, cantó "Bad Bad News" y "Beyond"; del primero, Coming Home, dos de las que le permitieron reconocimiento mundial, "River" y "Lisa Sawyer". El show tuvo lugar en el marco de una nueva edición del ciclo Studio LN, que se transmitió en vivo a través de YouTube e Instagram, y que ya puede verse en lanacion.com. En los próximos días se emitirá en la pantalla de LN+.

Concentrado y muy enfocado en mostrar su arte a una audiencia nueva, Bridges desgranó una muestra de su repertorio que bien vale como síntesis. En ella aparece el soulman de pura cepa, pero también el artista de R&B y el hombre dispuesto a absorber otras músicas.

"River" - Leon Bridges

3:49
Video

-Vas a abrir el show de Harry Styles en el DirecTV Arena, ¿cómo se conocieron?

-Nos conocimos en una fiesta en Los Ángeles. Luego cenamos y charlamos muchísimo. Es un divino. Me encanta todo lo que hizo con One Direction y amo todo el concepto alrededor de las llamadas "boybands". Pero también me parece genial su material solista, cómo indagó en las raíces y en el rock and roll. Gracias a Harry hoy tengo esta oportunidad de estar por primera vez en la Argentina y mostrar aquí mi música.

-Acabás de lanzar tu segundo disco, Good Thing, en el que indagás en distintos sonidos, más allá del soul clásico que te define. ¿Por qué decidiste llevar adelante esta exploración?

-Mi primer disco estaba inspirado en la música de los años 60 y tenía ganas de sumergirme en diferentes ramas del R&B, género que amo, pero también mantener mi integridad musical. Y por suerte está teniendo muy buena recepción. Es muy bueno ver cómo la gente se prendió con este cambio.

-No pasó mucho tiempo desde que dejaste de trabajar en un restaurante como lavaplatos para comenzar tu carrera musical. ¿Cómo cambió tu vida tan rápidamente?

-Es verdad, pasé de lavar platos en un restaurante a presentarme en los escenarios del mundo muy rápidamente. Por supuesto, no esperaba que nada de esto sucediera y menos tan rápidamente. Es muy surreal que de repente se me hayan abierto todas estas oportunidades.

-¿Y qué piensan tu madre, a la que le dedicaste una de tus canciones, y tus amigos sobre este cambio de vida?

-Por suerte todos me apoyan en lo que hago. Lo único que mi madre quiere es que deje de maldecir en las entrevistas, ja. Me cuesta, pero lo estoy intentando.

-Cuando Barack Obama aún era presidente de los Estados Unidos cantaste en la Casa Blanca en el marco de un tributo a Ray Charles. ¿Cómo fue la experiencia y qué significó para vos?

-Fue un gran momento porque representé a Texas y a mi familia, y poder ver a Barack y Michelle disfrutar de mi música fue increíble.

-Obviamente sos fanático del soul. ¿Pero qué tipo de música escuchabas en tu infancia allí en Forth Worth, donde naciste?

-Crecí escuchando la música que era popular en ese entonces, en los 90. Era muy fan de representantes del R&B de la época como Usher, Sisqó y Ginuwine.

  • "Lisa Sawyer". Es el nombre de su madre y de una de las canciones incluidas en su sorprendente álbum debut, Coming Home. Una pintura de la infancia de su madre en Nueva Orleans que le valió el elogio de sus pares y de la crítica.
  • Joven y experto. La voz de Bridges parece venir de otro tiempo, de la época en que los crooners reinaban en la industria musical. Por eso no resulta extraño que lo comparen con Sam Cooke o Marvin Gaye. A Amy Winehouse y Joss Stone les sucedió algo similar.
  • Algunos guiños. En su segundo disco, el cantante estira la cuerda para alejarse un poco del soul clásico. Una jugada riesgosa que rinde sus frutos en canciones como "Bad Bad News", que huele a George Benson, y en "Forgive You", definitivamente pop.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.