Rodrigo Niño: cómo una experiencia mística cambió su modelo de negocios

ADN emprendedor: los creadores explican las claves del éxito
Ignacio Federico
(0)
23 de mayo de 2018  

La historia de Rodrigo Niño en el mundo de los negocios es imposible separarla de su vida personal. De origen colombiano, se recibió de economista en Universidad de los Andes en Bogotá y enseguida comenzó a trabajar como bróker inmobiliario, hasta que en 2003 creó su propia firma: Prodigy Network. Sin embargo, fue un cáncer y el miedo a la muerte lo que le hizo dar un volantazo y, en 2013, ya instalado en Nueva York , reorganizó la firma con foco en el crowdfunding. Hoy, tiene capital recaudado por US$650 millones y activos por US$850 millones en Manhattan, donde desarrolló seis proyectos: tres hoteles y tres espacios de coworking que gestiona bajo la marca The Assemblage, que próximamente desembarcará en Buenos Aires .

Para financiar la expansión, la firma puso en marcha un "crowd IPO", es decir, abrirá el 20% de la compañía a quienes ya hayan invertido en alguno de sus proyectos. La compañía, según Niño, hoy está valuada en US$300 millones, pero llegará a los US$3000 a US$5000 millones en tres a cincos años. Por este motivo, el empresario estuvo en el país, ofreciendo la empresa a inversores locales. "Estamos abriendo US$15 millones de deuda y US$60 millones de equity", contó.

1 Modelo de negocios.

El modelo de negocios de Prodigy Network en la Gran Manzana incluye la compra del inmueble, su remodelación, su operación y la venta, todo en un plazo de tres a cinco años. Cada proyecto es financiado con deuda con bancos (40%), capital propio (10%) y crowdfunding (50%). En esta última modalidad, si bien cuenta con inversores de más de 40 países, el 80% son latinoamericanos, entre los que pican en punta los argentinos (15% del total) y colombianos, pero los peruanos y mexicanos están ganando terreno. El ticket mínimo para ingresar hoy es de US$10.000 (fue bajando desde US$250.000 hace unos años) y el objetivo es que siga cayendo. El promedio está en los US$80.000. "Quiero que baje a US$1000 y luego a US$100", adelantó Niño.

Para el inversor la firma dice ofrecer "retornos de doble dígito", que incluye una renta anual de 6% a 8%, dependiendo cada proyecto. La tasa de retorno total va a depender del monto desembolsado, del éxito de la operación (ocupación, en el caso de los hoteles, y cantidad de socios, en el caso de los coworking) y de la revalorización del inmueble al momento de la venta. Así, por ejemplo, The Assemblage NoMad, con una renta del 6% anual y una revalorización calculada en 28% en cuatro años, da un retorno total de 52% o 13% anual.

2 Fortalezas y riesgos.

¿En qué radica la fortaleza de esta inversión? Brinda estabilidad, baja volatilidad y buena performance versus otros activos, como bonos y acciones, explican en la empresa y le ponen datos: desde el año 2000, la tasa de crecimiento anual compuesto (TCAC) del índice de precios de la propiedad comercial en Manhattan fue de 11,2%, mientras la TCAC del mercado bursátil fue de 3,29% y del índice MSCI REIT fue de 8,12%. "El capital institucional siempre se protegió de la volatilidad en tiempos de incertidumbre en oro, bonos del tesoro y propiedades comerciales", explicó Niño.

3 La transformación del líder.

"He sido un inmobiliario, primero como comercializador y luego como desarrollador, desde hace 20 años. En 2011, tuve cáncer estado 3B, de 4. Estuve más muerto que vivo", contó Niño, quien, acostumbrado a lidiar con números y con evidencias empíricas, se quedó sin "ninguna explicación para justificar el fin de la existencia". Fue entonces que decidió ir a la selva peruana para hacer una experiencia con ayahuasca, una bebida de los pueblos indígenas de la zona, donde tuvo una experiencia mística. "No solo me quitó el miedo a morir, sino que acepté una nueva realidad", dijo y amplió: "La sociedad actual se debate en dos extremos. Por un lado el beneficio individual a costa del beneficio colectivo, que es el capitalismo, que generó un crecimiento exponencial para todo el sistema, pero también provocó concentración de riquezas, hambre y miseria. La otra respuesta es el socialismo o comunismo, que sostiene que el beneficio colectivo prima sobre el individual. Y este sistema fracasó, incluso peor que el capitalismo. Lo vimos fracasar en toda América Latina".

4 Nuevo paradigma.

Entonces, Niño dice que hay que crear un nuevo paradigma: el beneficio individual se promueve pero exclusivamente en función del beneficio colectivo. Y esto lo bajó a sus negocios: "Me di cuenta de que si le daba acceso a los inversionistas retail (pequeños) a los activos que en los momentos de incertidumbre protegieron los grandes capitales institucionales en los últimos 80 años, eso era un tremendo impacto positivo sobre la comunidad". El público no tenía acceso a esos activos, incluso legalmente, por el Securities Act de 1933 (ley de valores), pero la ley cambió en 2013. "Con esto cumplo el paradigma de mejorar mi retorno económico en función de impacto positivo. Hoy la gente puede invertir donde invertían Trump, Rockefeller, Astor y los Bloomberg. Y yo tuve más éxito en siete años que en los 15 previos", dijo.

5 La expansión.

Hoy, Prodigy Network busca expandirse con su marca The Assemblage por todo el mundo, incluyendo la Argentina: en un plazo de 18 meses, planea desembarcar en Buenos Aires. El objetivo es que un desarrollador local aporte el activo (el edificio) y Prodigy la licencia, el diseño y la operación. "No vamos a comprar activos al comienzo, pero cuando el proyecto esté establecido y esté mitigado el riesgo operativo, invertiremos en participaciones de hasta el 50% del proyecto con crowdfunding para que los inversionistas locales recuperen parte de su capital", explicó Niño, quien dijo que también desembarcará en Bogotá, Lima, Los Ángeles, San Francisco, Berlín, Seúl y Londres. Además, para financiar la expansión, la compañía hará un "crowd IPO", es decir, venderá el 20% de la empresa a quienes ya hayan invertido en sus proyectos inmobiliarios en Manhattan. Según el empresario, la firma hoy vale US$300 millones y llegará los US$3000 millones a US$5000 millones en tres a cinco años.

Minibio

Estudios

En 1994 termina su licenciatura en Economía en la Universidad de los Andes en Bogotá y se hace cargo de un pequeño negocio familiar

Real Estate

En 2003, tras un paso por Fortune International, lanza Prodigy Network y crea una red de corredores de real estate en más de 13 países

Crowdfunding

Ya instalado en Nueva York, en 2013 lanza la primera campaña de crowdfunding para un edificio en esa ciudad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.