Ceguera

Víctor Hugo Ghitta
Fuente: AFP - Crédito: Hoshang Hashim
(0)
23 de mayo de 2018  

Herat, Afganistán.- Hemos visto tantas veces imágenes de niños desplazados, y sin embargo cada nuevo testimonio reaviva el dolor. Cegada por el enfebrecido devenir de las noticias, que a menudo adormece el sentimiento humanitario más profundo, no siempre la prensa se detiene en esas atrocidades. Debe ocurrir algo verdaderamente extraordinario -Aylan Kurdi, el chiquito sirio de tres años que murió en las playas de Turquía en 2015- para que el mundo se estremezca; pronto, sin embargo, todo queda en el olvido. La imagen que tenemos adelante no trae novedad: un niño parece interrogarse sobre su futuro desde un campo de refugiados. En ese niño sin rostro, por efecto de la luz, se cifra el drama de los niños desplazados de este mundo. No vemos sus ojos, pero es nuestra la ceguera y devela la indiferencia ante el drama de estas infancias perdidas, la infame injusticia que castiga a estos seres olvidados.

Edición fotográfica: Dante Consenza

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?