El documental sobre la violencia de los 70 que fue levantado en la Feria del Libro explota en las redes

Una de las imágenes emblemáticas de la película
Una de las imágenes emblemáticas de la película Crédito: Gza. Prensa
El film Será venganza, de Andrés Paternostro, superó las 300 mil views, y hoy también se pasará completo en el Club del Progreso
(0)
23 de mayo de 2018  

Cuando, hace un par de semanas, la Fundación El Libro decidió cancelar a último momento la exhibición en la Feria de la película Será venganza, el documental de Andrés Paternostro, no calculó que le saldría el tiro por la culata. Desde entonces, hubo un boom en el mundo digital, y el film superó ya los 3000 views, si se suman las 109 mil visualizaciones en YouTube (en las versiones completas y abreviadas), las de los portales de medios (entre ellos, LA NACION) y un corte de 12 minutos para WhatsApp. La película tendrá una proyección pública hoy, a las 19, en el Club del Progreso (Sarmiento 1334), con una mesa que integrarán Juan Baustista Yofre y el ex juez de la Corte Adolfo Vázquez.

Para Paternostro, el efecto era lógico. "Siempre que se quiso censurar algo se logró el efecto contrario. Me acuerdo de que en la dictadura, se prohibió un número de Humor y terminó siendo el más vendido en la historia de la revista", dijo a LA NACION. "Para ser honesto, a la Feria acudirían como mucho 300 personas, y después venía el trabajo de hormiga -cuenta Paternostro-. Al haberla censurado, y más en el Día de la Libertad de Prensa, la difusión se potenció mucho. Fue impresionante".

Entre otros aspectos, Será venganza cuestiona "el uso interesado de la memoria histórica" y la negativa a conceder prisión domiciliaria a los militares condenados.

"La censura me dio mucha tristeza, por el sencillo hecho de que no podamos tener una voz disidente o contraria a la que se quiere imponer. El documental persigue la búsqueda de la verdad. Lo que me molestó fueron los argumentos falaces."

La Feria había aceptado la proyección, e incluso habían llamado el día anterior al director para una prueba de sonido. Pero después hubo presiones de organismos de derechos humanos. Según Alejandro Patrón Costas (h), presidente del Centro de Estudios Salta, que patrocinó el film, se enteraron d la censura por los medios gráficos. "Fue feo", explica. Y concluye: "Debería ser natural en nuestra sociedad contar la historia que cada uno quiere contar. Lo que va a pasar hoy en el Club del Progreso es lo que debe pasar en cualquier sociedad democrática".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?