Córdoba: Punilla en pie de guerra por la construcción de una autovía

Los ecologistas quieren preservar la flora y la fauna del lugar Fuente: Télam
23 de mayo de 2018  • 11:54
CORDOBA. "No al ecocidio", "Las sierras no se tocan; paso a paso se viene el punillazo" son las proclamas con las que las agrupaciones ecologistas y de vecinos del Valle de Punilla rechazan el proyecto de una autovía por el impacto ambiental que generaría. El presupuesto estimado por Vialidad Provincial (autora de la iniciativa) ronda los $ 3000 millones.

Hace unos días concluyó una audiencia pública con récord de participación (unas mil personas, 355 ponencias) que dejó planteada 159 preguntas que Vialidad se comprometió a responder por escrito. La Secretaría de Ambiente y Cambio Climático de la Provincia debe otorgar -no tiene plazo para hacerlo- la "licencia ambiental" para que se pueda licitar y ejecutar la obra. Es decir, la Provincia se debe autorizar a sí misma.

Las agrupaciones no discuten la necesidad de la obra - hay "coincidencia unánime" en que debe hacerse- sino que reclaman alternativas para que la traza esté más alejada del faldeo de la montaña. La autovía será una opción a la ruta nacional 38 que en la zona de Punilla tiene un tránsito de unos 10.000 autos diarios y que, en muchos tramos, atraviesa localidades como si fuera una calle urbana.

Federico Kopta, el biólogo que preside el Foro Ambiental Córdoba, explicó a LA NACION que la traza -el primer tramo es entre el sur de la comuna San Roque y el noreste de Cosquín (14,3 kilómetros); el segundo de 7,3 kilómetros une Cosquín con Casagrande- en el 76,4% de su recorrido invade zonas "rojas" de áreas naturales protegidas del bosque nativo.

El mapa con las diferentes opciones de ruta

Subrayó que el punto más crítico es que la traza pasa a 5090 metros sobre el yacimiento de uranio "Rodolfo" (cercano a la localidad Santa María de Punilla) que está sin explotar pero que la remoción de tierra lo dejaría "sujeto a erosión hídrica e hidraúlica con el consecuente aporte de material con uranio al río Cosquín y al dique San Roque; además de que -durante la obra- los trabajadores inhalarían ese ambiente".

En febrero -cuando el diseño de la traza ya estaba- la Comisión Nacional de Energía Atómica (Cnea) confirmó a la Provincia la existencia del yacimiento no explotado que apuntaban las organizaciones ambientalistas. "Mientras no remuevan, no hay objeción", fue en síntesis su advertencia. Desde Vialidad sostuvieron que construirían un terraplén sobre el yacimiento (son cinco kilómetros de topografía complicada y esa tarea no está en el presupuesto).

El Foro Ambiental estimó -ante la falta de datos oficiales- que en la traza sobre el yacimiento se removerían 811.165 metros cúbicos de roca y suelo (el cálculo es en base a otras proyecciones incluidas en la iniciativa). "Son 81.116 camionadas de material, lo cual aporta una idea de magnitud, aunque en su mayoría se utilice para el relleno de depresiones en el trazado de la autovía", apuntan y enfatizan que hay lugares en los que se debe excavar a más de 20 metros de profundidad.

Las organizaciones insisten en que en el proyecto elegido no se analizaron las variables ambientales y el deterioro del paisaje y reclaman que la Provincia se incline por algunas de las otras tres con que cuenta (más cercanas a las localidades, una por este y otras dos por el oeste).

Desde el Foro Ambiental Córdoba -antes de la audiencia pública- reclamaron a Javier Britch, secretario de Ambiente y Cambio Climático el rechazo del estudio ambiental de la autovía y ratifican que detectaron "múltiples errores" a la vez que le presentan un cuadro con el detalle.

Las autoridades provinciales afirman, desde el inicio de la polémica, que están avalados por técnicos de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), que elaboraron el proyecto y el estudio de impacto ambiental. La Provincia tiene un acuerdo de consultoría con el Instituto de Investigaciones en Servicios Públicos e Infraestructura.

El rector de la UNC Hugo Juri aclaró que "el trabajo responde a una opinión técnica de los profesionales intervinientes, como resultado de un trabajo científico y de investigación, pero de manera alguna podrá tenerse como una posición u opinión institucional de esta Universidad".

Consultados por LA NACION los funcionarios provinciales declinaron opinar y afirmaron que responderán a las inquietudes planteadas en la audiencia pública por escrito. Para este año está prevista la licitación del primer tramo, mientras que no hay fecha para el segundo.

TEMAS EN ESTA NOTA