El sol de mayo asoma: cómo estará el tiempo este fin de semana

Diego Angeli
Diego Angeli PARA LA NACION
Jueves frío por la mañana y templado a la tarde. Fin de semana largo soleado y estable con máximas de 23°C
Jueves frío por la mañana y templado a la tarde. Fin de semana largo soleado y estable con máximas de 23°C Crédito: Ilustración Costhanzo
(0)
24 de mayo de 2018  • 00:37

De termómetros y escarapelas

"El pueblo quiere saber de qué se trata" gritaba un grupo de friolentos frente al Cabildo. Los rumores corrían por la ciudad. La monarquía otoñal había sido jaqueada por el hermano de Napoleón y el resto de la estación quedaría exenta del frío. No toda pero sí una "Bonaparte". El virrey abandonaba el poder y con él abdicaban el fresco y la llovizna dándole paso al iluminismo del cielo despejado. Los locales traicionaban a la corona e implantaban su propio gobierno por fuera de los mandatos estacionales de nubarrones y chifletes. Así se gestó la Revolución Térmica de Mayo con tardes de 23°C con el invierno a la vuelta de la esquina, donde un grupo de patriotas acabaron con la investidura otoñal formando un gobierno patrio y tomando el control de la estación. El resto es historia conocida, los sucesos de Plaza de Mayo terminaron en la Primera Junta y con el tiempo se extendieron hasta San Pedrito.

Jueves: al calor de la tarde

Hoy nos espera una jornada térmicamente bipolar en el Río de la Plata cuya clave de interpretación pasará por la marcada amplitud térmica. No habrá forma de olvidarse el abrigo en la oficina o volverse con la campera en la mano en un fenomenal sprint del mercurio que larga en 8°C y acelera hasta lograr una temperatura punta de 23°C. El primer consejo parece ser que apechugar un poquito al salir de casa y no sobreactuar con la vestimenta puede pagar la apuesta. El cielo despejado es el culpable del amanecer tan fresco pero será también el responsable de brindar una buena insolación de superficie que permita un rápido rebote de la temperatura, caminar temprano por vereda del sol puede mitigar el fresquete. Por la tarde al otoño se le sale la cadena y clava una máxima del mes pasado de la mano de Febo y el viento norte, los 16°C nocturnos nos eximen de pedirle ayuda a la estufa y hasta podrían obligar a sacar una manta.

Viernes: locro o muerte

Comienza el fin de semana largo con una mañana no tan fría como la anterior pero que aún así justifica una patriótica taza humeante de chocolate con churros. Es otro día de sol y viento norte lo cual mantendrá la vara térmica tan alta como el jueves. Quizás algunos hubieran preferido temperaturas más bajas para disfrutar de un poderoso locro y justificar haberse bajado tres platos, pudiendo replicar esa escena de fin de año cuando nuestras tías preparan esas cenas hipercalóricas en lo peor del verano como si todavía viviesen la nevada Navidad de los Alpes. Esta vez nos sentaríamos a almorzar con mas de 20°C pero el locro no se mancha. El primer día de la trilogía presenta excelentes condiciones meteorológicas y es una jornada ideal para planificar actividad al aire libre cerrando una semana de punta a punta a pleno sol y sin lluvias, algo que hace meses no se daba.

Sábado: el loco 22

Segundo día de la tira no laborable, enésimo con viento norte y el último que presente pasajes de cielo limpio. El sábado se estrena en una mañana con poca nubosidad y frescos 11°C. Luego, siguiendo con la tónica de estos días, la temperatura se dispara hasta alcanzar la plusmarca de 22°C vespertinos. Otro día estable y sin sobresaltos para todo el estuario. La variable que ingresará hoy y cambiará todo será la nubosidad que opacará los días venideros pero conservará la temperatura nocturna y la noche del sábado ya da cuenta de ello con 16°C que apenas bajan en la madrugada.

Domingo: mesa afuera

La mañana dominical tiene algunas horas de viento sur y eso atenuará las pretensiones térmicas de la tarde. La mañana podría presentarse mayormente nublada para luego ir limpiándose hasta llegar a un mediodía netamente parrillero. Para el resto del día se espera nubosidad variable, viento en calma, ambiente seco y una máxima de 19°C, que si bien es la más baja de toda la saga, sigue representando una gentileza térmica.

Lo que viene

¿Hasta cuándo dura este idilio del termómetro eufórico y exultante? ¿Cuándo se le pasará el efecto para terminar en el llano y volverse peligrosamente depresivo? La noche del martes marca una nueva entrada de aire frió que nos dejaría algunas gotas y un par de días frescos a mitad de semana, luego podría repetirse la fiesta térmica de estos días.

Eso es todo por hoy, amigos. En el próximo episodio analizaremos por qué ninguna fecha patria cayó en verano. ¿Acaso nuestros próceres prefirieron volcar su actividad independentista durante el frío para no comprometer sus vacaciones?¿Era más serio proclamar la independencia en julio, en Tucumán, que en enero, en Las Toninas? ¿Habrán pensado que generar un feriado durante las vacaciones no tenía sentido?¿Playa mató revolución? Las respuestas, en siete días. Será hasta entonces.

@JopoAngeli

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.