Las claves para hacer ejercicio cuando estás embarazada

Daniel Tangona
Daniel Tangona PARA LA NACION
Crédito: Shutterstock
(0)
27 de mayo de 2018  

No creo que haya etapa de la vida en la que no puedas hacer algún tipo de ejercicio . Con los cuidados correspondientes, cada edad y momento pueden ser complementados con alguna actividad física. Y así como destiné muchas de estas columnas a motivar a los adultos mayores, hoy me gustaría hablarles a aquellas mujeres que transitan por los nueve meses más movilizantes de sus vidas: los del embarazo. Porque estar embarazada no es estar enferma, y con el aval de su obstetra pueden mantenerse activas también en este período.

Según me cuentan las doctoras Andrea Velazco y Romina Pesce, hoy una de cada dos embarazadas realiza algún tipo de actividad física. Y es que entrenarse será una forma de bienestar tanto para la madre como para el bebé. De hecho, un estudio evaluó mujeres sedentarias versus mujeres que habían iniciado un plan de actividad física de tres a cinco veces por semana durante 20 minutos, desde la octava semana de embarazo hasta término, y descubrió que esas últimas no solo no habían mostrado mayores complicaciones, sino que además habían tenido un crecimiento feto-placentario y un peso de nacimiento mayor que las primeras.

Para las doctoras, es importante tener en cuenta, además de la consulta con el obstetra, el mantenimiento de una dieta balanceada, la correcta hidratación antes, durante y después del ejercicio, el evitar realizar tareas extenuantes (pueden reducir el aporte sanguíneo al útero) y el cuidado especial en el tercer trimestre, cuando el equilibrio y la estabilidad se reducen y pueden dar lugar a caídas y aumento de fatiga.

Dicho todo esto, el doctor Mario Sebastiani y Zulma Pennella me comentaron que algunos de los ejercicios que recomiendan practicar en esta etapa son los del piso pelviano (también llamados de Kegel), que se indican para incrementar la elasticidad y tonicidad de los músculos perineales: yoga, danza, bicicleta (mejor fija) o spinning; natación y caminatas. Estas últimas son la forma más frecuente y recomendada de ejercicio y la que hacen el 40% de las mujeres, ya que no posee efectos adversos siempre y cuando se lo haga evitando temperaturas elevadas y con buena hidratación. Para los otros casos, una recomendación: cuidado con los ejercicios acostadas, ya que el útero puede comprimir los grandes vasos sanguíneos y producir episodios de hipotensión arterial.

Los aportes del ejercicio en esta etapa de la vida son muchos. Además de controlar el peso materno, la actividad física optimizará la utilización de azúcares simples; así, mejorarán los niveles de glucemia en pacientes intolerantes a la glucosa, diabéticas gestacionales o insulinodependientes, a la vez que otorgará una sensación de bienestar y reducirá niveles de estrés. Y claro, favorecerá una recuperación posparto mucho más rápida y fácil.

Si bien la actividad es especialmente indicada en aquellos casos en los que ya vinieran haciendo algo desde antes, esta instancia también puede ser el momento ideal para comenzar. Porque si no lo hacés por vos, podés hacerlo por tu bebé en camino. ¿Y qué mejor motivación?.

Claves para ser una mamá fit

1 Frecuencia

Ejercitarse entre tres y cinco veces por semana, unos 40 minutos por vez, no supondrá ningún riesgo para el embarazo. Por el contrario, será muy beneficioso.

2 Previsión

Los ejercicios de calentamiento previo y relajación son vitales, así como la ropa y el calzado adecuados que elegimos para entrenarnos.

3 Precaución

Es mejor evitar posturas decúbito dorsal o supinas (boca arriba) por mucho tiempo.

4 Nutrición

Una dieta adecuada será el mejor complemento, así como una buena hidratación antes, durante y después del ejercicio.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.