A puro hit y con muchos invitados sorpresa, los Auténticos Decadentes graban su Unplugged MTV

Cucho Parisi y Jorge Serrano en la zona de camarines, antes del ensayo general de unplugged que grabarán esta noche con muchos invitados
Cucho Parisi y Jorge Serrano en la zona de camarines, antes del ensayo general de unplugged que grabarán esta noche con muchos invitados Fuente: LA NACION
Sebastián Ramos
(0)
24 de mayo de 2018  • 14:22

"Nos dijeron que si queríamos podíamos tener un invitado... pero olvidate, nosotros somos los Decadentes: para el show sumamos como a treinta músicos". Los Auténticos Decadentes acaban de dar una última pasada, una suerte de ensayo general para lo que esta noche será el segundo MTV Unplugged filmado en Buenos Aires, en el marco del regreso a la pantalla del formato que construyó todo un fenómeno en la década del 90. La escena transcurre en una antigua fábrica devenida estudio en el barrio de La Boca y se parece a la escena final de Magical Mystery Tour, para la que The Beatles (vestidos de blanco entre una colorida multitud) contaron con la ayuda de 160 integrantes del equipo de la escuela de Peggy Spencer y dos docenas de cadetes mujeres de la Women´s Royal Air Force.

Hay músicos dando vueltas por todas partes. Arriba el escenario decorado como los patios centrales de los conventillos de La Boca del siglo XX ("quedó bien porteño, ¿no?", pregunta uno de los directivos mexicanos de MTV que llegaron hasta aquí para controlar que todo se haga bajo las estrictas reglas de calidad de la señal). Abajo, mezclándose entre los amigos y los asistentes de la banda, hay músicos esperando su turno para filmar una secuencia que esta noche irá grabada y también en los camarines, aprovechando los tiempos muertos del ensayo. Hay músicos locales, rockeros y una celebridad del folklore (que insistentemente la producción pide no develar para que sea la gran sorpresa de esta noche) y también varios músicos latinos, entre las que se encuentra Mon Laferte (para conocer el nombre de los demás también habrá que esperar hasta que se empiece a rodar hoy este peculiar acústico, pero que recién llegará a la pantalla de MTV en septiembre). Por último, también hay músicos amigos, que no actuarán en el show, como varios de los integrantes de No Te Va Gustar, pero que vinieron para saludar y apoyar a los Decadentes.

El Arenas Studios, en La Boca, escenario del unplugged que la banda grabará hoy
El Arenas Studios, en La Boca, escenario del unplugged que la banda grabará hoy

De ahí que esto sea un gran desorden ordenado, cronometrado al máximo para que cuando esta noche, ante cerca de 700 personas que consiguieron sus entradas a través de diferentes concursos, los Decadentes tengan su merecido reconocimiento a través de este formato tradicional de MTV que los eligió como representantes del rock argentino (la otra banda que se sumará al ciclo en este regreso es Molotov, que ya filmó su show aúcstico el mes pasado, en México). "Está bueno que este reconocimiento nos llegue ahora, en el momento justo, y no quince años atrás, cuando todavía nos faltaba madurar un poco", arriesga Jorge Serrano y confirma lo que uno de los productores locales había confiado minutos antes: "Más allá de lo musical, también que MTV elija a los Decadentes para este regreso de la marca unplugged tiene que ver con que son la banda argentina que más boletos corta en toda América Latina").

Muchos hits y alguna que otra canción perdida en el extenso catálogo de la banda serán entonces parte de un setlist que promete marcar a fuego este ciclo de conciertos (y registros discográficos) que comenzó en 1989 y que tuvo a su primer protagonista latino en 1994, cuando se filmó el unplugged de Los Fabulosos Cadillacs. La orquesta polirrítmica y siempre decadentemente descontrolada se encargará de poner su sello: tras varios meses de intensos trabajos (todos los integrantes coinciden que fue la vez que más ensayaron en su extensa trayectoria), la banda sacará a pasear a sus clásicos por diferentes ritmos, entre el folklore y el gospel, la cumbia y el tex mex. "De la nada había que generar todo un contenido diferente a lo que veníamos haciendo en lo musical, entonces fue como un desarmadero para poder armar de nuevo el barrilete. Hacer lo mismo hubiera sido más fácil pero tratamos de ir en contra de eso", explica Cucho, visiblemente cansado luego de una larga jornada, vestido de punta en negro y con su pelo enrulado de furioso fucsia.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.