Niños desaparecidos: el 71% son chicas entre 13 y 17 años

En El Bolsón se realizaron marchas pidiendo por la aparición con vida de Oriana y Manuel.
En El Bolsón se realizaron marchas pidiendo por la aparición con vida de Oriana y Manuel.
Victoria Mortimer
(0)
24 de mayo de 2018  • 16:44

Oriana Novillo (17) y su tío segundo Manuel Chamorro (16) desaparecieron el jueves 19 de abril en Clorinda, Formosa. Ambos salieron rumbo a la escuela a las 14.50, con su mochila y una botella de hielo cada uno. "Manuel me dijo a mí lo mismo que Oriana le dijo a su madre, que en la escuela les habían pedido que llevaran esas botellas porque hacía mucho calor, pero nos resultó raro que llevaran tanta cantidad", confiesa Blanca, hermana mayor de Manuel.

Los celulares de ambos jóvenes perdieron conexión alrededor de las 15 y desde aquel momento no se supo nada más de ellos.

Según registros de Missing Children Argentina, organización sin fines de lucro que desde 1999 ayuda a las familias a encontrar a niños perdidos, en nuestro país hubo 653 chicos perdidos en 2017. Entre las principales causas se encuentran las crisis de identidad propias de la adolescencia y los conflictos familiares. "Muchas veces las situaciones de violencia intrafamiliares o el no querer aceptar los límites y la búsqueda de libertad, por ejemplo, lleva a los niños a irse de sus hogares", explica Lidia Grichener, presidenta de la organización.

Además, el 71% del total de chicos perdidos son niñas de entre 13 y 17 años. "Esto puede deberse tanto a que en la Argentina la población femenina es mayor que la masculina como a que, como es común pensar que el varón puede arreglarse más fácil, hay más denuncias en el caso de pérdida de mujeres", resalta Lidia.

Un mes antes de su desaparición, Oriana, que vivía con sus padres, Liliana y Héctor, en El Bolsón, Río Negro, viajó con su mamá a Clorinda para vivir durante un tiempo con su familia materna porque su abuela estaba enferma. "La noche anterior al día que desapareció, Oriana me manifestó el deseo de volver a El Bolsón porque no se hallaba en Formosa. Me decía que extrañaba mucho, entonces le prometí que en agosto yo iba a ir para allá y podría volverse conmigo", cuenta su padre. "Semanas después me enteré por sus amigas que, según lo que ella les había contado, estaba más tranquila luego de haber hablado conmigo", agrega.

Los especialistas subrayan que es fundamental tener una comunicación fluida con los niños, particularmente en su adolescencia, e intentar establecer en el hogar una atmósfera de tranquilidad donde se sientan cómodos para hablar y compartir sus experiencias.

Aunque los más allegados a Manuel afirmen que, para ellos, los niños planearon irse juntos, los padres de Oriana no creen que ella haya tomado la decisión de fugarse. "Yo sé que la tienen en contra de su voluntad y se la han llevado engañada. A las 18, cuando no llegaba a casa, presentí algo feo, que ya no estaba acá en el pueblo", afirma su madre. Y agrega, "La fiscalía está trabajando bien pero no hay ni una pista concreta".

Rostros e historias de niños desaparecidos en el país en los últimos 20 años

¿Qué hacer si tenemos la sospecha de que un niño está perdido?

En el marco del Día Internacional de los Niños Desaparecidos, Missing Children Argentina comparte algunos consejos a seguir al momento de la sospecha de la pérdida de un niño:

  • Llamar a amigos y compañeros de la escuela para averiguar cuándo lo vieron por última vez y qué información les pueden brindar
  • Llamar a todos los familiares contando la situación y pidiendo cualquier información
  • Averiguar si se llevó celular, tarjeta de transporte público o ropa
  • Hacer la denuncia en la comisaría más cercana e incluir autorización a organizaciones para que puedan difundir las imágenes. Solicitar copia de la denuncia, averiguar a dónde se derivará y concurrir al lugar indicado

Más información:

Missing Children Argentina

info@missingchildren.org.ar

0800-333-5500

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.