Diez años de música elaborada con simples objetos cotidianos

Urraka estrena su última propuesta interdisciplinaria que combina humor, música, teatro e instrumentos raros
Urraka estrena su última propuesta interdisciplinaria que combina humor, música, teatro e instrumentos raros Crédito: Josefina Chevalier
Alejandro Rapetti
(0)
25 de mayo de 2018  

Con un repertorio completamente remozado que combina humor, teatro y música elaborada a partir de objetos reciclados, el grupo Urraka festeja sus diez años con una gran puesta en escena donde desarrolla pequeñas historias musicalizadas, inspiradas en el cine mudo y la pantomima.

"Si bien es una metamorfosis constante, después de todos estos años encontramos un lenguaje y un estilo propio que consiste en contar historias musicalizadas a partir de una propuesta teatral y un lenguaje humorístico", señala Lucas Rivarola, uno de los históricos de este grupo que, a lo largo de una década, transitó escenarios destacados como los del Konex, el Teatro Broadway, el Xirgu, el Centro Cultural Haroldo Conti, Tecnópolis o Lollapalooza, y se presentó en festivales de Chile, Uruguay y Brasil.

Baldes, tablas de lavar, tubos de plástico, paletas de ping pong, sartenes, chapitas de gaseosa, botellas de vidrio, barriles de distintos materiales y hasta infladores de pie son algunos de los objetos utilizados para interpretar un repertorio ecléctico, que para esta Ópera Prima abarcará diferentes géneros, desde una "pseudo opereta" hasta un festejo peruano, un funky de los años 70, un heavy metal y un set tecno electrónico.

"Lo nuestro es teatro musical con elementos del cine mudo y la pantomima. Una manera de contar sin palabras, de llevar el dibujito animado al teatro y musicalizar escenas como las de Tom & Jerry", señala por su parte Emmanuel Calderón, otro de los fundadores de esta compañía que completa su elenco con Agustín Alfonso, Cristian De Castro, Mariana Mariñelarena, Pedro Rodríguez y Juan Gudiño.

Con referentes que van desde el músico y humorista Hugo Varela a Les Luthiers -sobre todo por la identificación con el humor y la fabricación de los instrumentos-; pasando por Buster Keaton y Charles Chaplin hasta los dibujos animados de la Warner, Urraka trabaja en una sala de ensayos en Acassuso, donde fabrican sus propios instrumentos.

"En general, somos bastante autodidactas. Tenemos un taller bastante elemental que funciona como nuestro laboratorio. Si bien yo confecciono muchos de los instrumentos, estoy más metido con la búsqueda de algún sonido determinado, los chicos siempre están ahí aportando y tirando ideas, es un trabajo grupal", señala Calderón, el "ingeniero" del grupo.

Para Ópera prima estrenaron también un set de siete infladores de pie, con el que interpretan la opereta que abre el espectáculo. "El tema de los infladores surgió cuando vi un tipo inflando un gomón, y me di cuenta de que tienen un montón de aire. Justo estaba buscando construir un instrumento de viento que fuera manual y que no hubiera que modificar demasiado, sino que el objeto mismo diera el sonido, y pudimos adaptarlo sin problemas", sigue Calderón.

A esta altura muchos se preguntarán por qué una Ópera prima después de diez años de trayectoria. La respuesta al interrogante está directamente vinculada a los últimos cambios en el elenco de la compañía y el camino transitado desde entonces: "Urraka comenzó con dos directores, Luciano Rosso y Hermes Gaido, que se fueron en 2016. Entonces quedamos huérfanos de esa situación de dirección, y tomamos la decisión de seguir adelante. Enseguida empezamos a cranear una obra con un formato completamente nuevo, nos contamos el cuentito entre nosotros, y el resultado de todo ese trabajo es esta obra que para nosotros es fundacional, nuestra ópera prima, la primera construcción colectiva del grupo", concluyen.

Ópera Prima

  • Sábados 26 de mayo; 9 y 23 de junio, a las 20.
  • Ciudad Cultural Konex, Sarmiento 3131.
  • Entradas anticipadas; 200 pesos; en puerta 250 pesos. Descuentos Club LA NACION.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.