Suscriptor digital

Quién es Nicolás Kicker, el tenista argentino declarado "culpable" de arreglo de partidos

Kicker estaba entrenándose en Roland Garros cuando se enteró de la noticia
Kicker estaba entrenándose en Roland Garros cuando se enteró de la noticia Fuente: Archivo
Sebastián Torok
(0)
24 de mayo de 2018  • 19:32

Nicolás Kicker, el tenista argentino declarado "culpable" de arreglo de dos partidos en Challengers en Italia y Colombia en 2015 por la unidad de Integridad del Tenis (TIU, según sus siglas en inglés), nació en Merlo hace 25 años y siempre representó al costado más austero del tenis profesional.

Kicker, 84° en el ranking mundial, sacó su primer punto ATP a los 17. Lo hizo en un Future disputado en el club Once Unidos, en Mar del Plata, jugando con una raqueta de la marca alemana Volkl. Era una pieza pesada, rígida, con la que el jugador se sentía cómodo. Pero al poco tiempo, tuvo un inconveniente: dejaron de fabricarse y de tanto uso que tenían, las pocas raquetas de Kicker quedaron inutilizadas. Le acercaron distintos modelos y ninguno le convencía, hasta que probó una Prince Exo 3 Tour con aro 100 y la sintió muy similar a la que usaba en su salto al profesionalismo. Pero también volvió a tener problemas, ya que la empresa de origen estadounidense tuvo severos problemas económicos y estructurales y dejó de fabricar muchos productos, entre ellos, la raqueta con la que se había acostumbrado a jugar. ¿Qué hicieron? Internet fue la solución.

"Empezamos a buscar en páginas de Internet y conseguimos una nueva, en Bahía Blanca. Pagamos el envío y nos la mandaron", recordó Ricardo Kicker, papá de Nicolás y profesor de tenis de toda la vida en el club Kicker Klub Haus, en Merlo, cuando acompañó a Londres a su hijo el año pasado. Fue un momento inolvidable haber participado del cuadro principal de Wimbledon.

El documento oficial que señala la suspensión de Kicker del circuito por el "arreglo" de dos partidos
El documento oficial que señala la suspensión de Kicker del circuito por el "arreglo" de dos partidos Fuente: LA NACION

Lo curioso es que, en el bolso, Kicker no tenía más de tres raquetas. La que consiguieron junto con su padre en Bahía Blanca siempre fue la primera opción. Después cuenta con dos más, también compradas por Internet, pero las consiguieron con mucho más uso. "No la puedo cambiar. Probé bastantes, hay similares, pero no me acostumbro a ninguna. De chico usaba raquetas pesadas; la de ahora pesa 337 gramos. Me acostumbré hace seis años a jugar así y no la puedo cambiar", confesó en ese momento el hincha de Vélez Sarsfield , además de añadir una anécdota: "Después de ganarle a Kyrgios en el ATP de Lyon, se me acercó un hincha italiano que sigue mucho mis resultados y me pidió que le regalara la raqueta. ¡Imposible! ¿Con qué juego?".

Cuando estoy en mi casa quiero aprovechar todo el tiempo con mi hijo. Viajo 30 semanas en el año, a muchos torneos lo puedo llevar, pero es lo que más me cuesta en la cabeza

Kicker disfrutó de Wimbledon como si fuera un niño. Como si fuera su pequeño hijo, Bastian, en un parque de diversiones. "Para mí es increíble estar acá. El año pasado participé de la clasificación, que se juega en otro lado (en Roehampton) y quise venir y entrar y me dijeron 'No, flaco, no podés entrar'. El torneo está bárbaro. Subí un montón de fotos en mi cuenta de Instagram. Es divertido jugar en césped, me gusta", contaba Kicker, que durante mucho tiempo tuvo que pedirle dinero prestado a sus padres (además de a Ricardo, a su mamá Mariana). Su perfil es el de la austeridad. Todo le costó mucho. Por eso sorprendió la noticia. Más que el hecho que tenga pocas raquetas en el bolso.

Este año ganó por primera vez en el Abierto de Australia, en tres horas, 42 minutos y cinco sets, frente al local Jordan Thompson (95°), bajo un sol radiante y en un escenario con tribunas laterales techadas del Melbourne Park en el que sintió el ambiente en contra del bullicioso público aussie. Allí ya estaba acompañado por Juan Pablo Gándara, un entrenador diferente al que tenía -Juan Pablo 'Polaco' Brzezicki- en la etapa por la cual se lo investigó.

Kicker es el protagonista de una historia de ascenso en el tenis. Hoy vive su peor momento
Kicker es el protagonista de una historia de ascenso en el tenis. Hoy vive su peor momento Crédito: ATP 500 Río

Hasta entonces había competido allí apenas en una oportunidad (en 2017) y había caído en la primera rueda de la qualy. A su llegada solo registraba una victoria en torneos de Grand Slam: en Roland Garros 2017, ante el bosnio Damir Dzumhur. Además, nunca había triunfado sobre superficie dura (solo había celebrado en la clasificación del US Open y Miami). "Desde los ocho años hasta los 22 jugué siempre en polvo de ladrillo. En Argentina todos los torneos son en polvo. Yo me metí jugando Futures y Challengers en polvo, hasta el año pasado había jugado solamente tres torneos en cemento. En polvo tenés la patinada, mucho más tiempo, pica totalmente diferente, pero hay que hacer más torneos en cemento en Sudamérica", pedía.

Aquel triunfo ante Thompson le permitió a Kicker asegurarse un premio de 90.000 dólares australianos (71.500 dólares estadounidenses), un reconocimiento económico que le cambió bastante la planificación. "Tranquilo no estoy, porque yo tengo un hijo. Si bien mis viejos están bien económicamente, no quiero depender más de mis papás", decía quien este año debutó en la Copa Davis, en la serie que el equipo nacional le ganó a Chile por 3-2 en San Juan.

"Cuando estoy en mi casa quiero aprovechar todo el tiempo con mi hijo. Viajo 30 semanas en el año, a muchos torneos lo puedo llevar, pero es lo que más me cuesta en la cabeza", confesó hace poco Nicolás, que además tiene pasaporte austríaco y había sido tentado por esa federación para representarlos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?