Denuncias cruzadas y polémica entre el dueño y el administrador del famoso restaurante Perón-Perón

El bar gastronómico peronista, envuelto en una polémica por falta pago e incumplimientos en obligaciones impositivas
El bar gastronómico peronista, envuelto en una polémica por falta pago e incumplimientos en obligaciones impositivas Crédito: Gentileza Daniel Narezo
(0)
24 de mayo de 2018  • 22:00

El reconocido restaurante Perón-Perón, ubicado en Carranza 2225, pleno barrio de Palermo, se vio envuelto en una polémica a partir de denuncias y acusaciones cruzadas entre su dueño, Daniel Narezo Roig, y el administrador, Gonzalo Alderete Pagés.

La discusión entre ambos socios comenzó por una supuesta falta de pago e incumplimientos en las obligaciones impositivas. Todo estalló en Twitter.

El chef Alderete Pagés, a través de una carta publicada en Twitter, denunció: "Esta semana, a pocos días de nuestro sexto cumpleaños, no nos dejaron entrar al restaurante. Nos esperaron con matones en la puerta. Nos despidieron a los gritos. Cambiaron las cerraduras. Entraron en las computadoras. Se robaron nuestras recetas. Se quedaron con el futuro de seis años de trabajo". Dio a entender que el local cerraba.

Rápidamente, las redes sociales se hicieron eco de la acusación y Perón-Perón comenzó a ser tendencia. Aún es de lo que más se habla en esa red social.

En diálogo con LA NACION, el dueño del lugar lo primero que dijo fue que el local sigue abierto y "lleno de gente". Envió fotos y un video pocos minutos después de terminar la conversación como testimonio de sus declaraciones. Luego explicó los hechos desde su punto de vista y apuntó contra el administrador: "Hace tiempo que noto irregularidades, complicaciones, faltantes, mal manejo y administración fraudulenta. Le hice planteos pero no tuve respuesta. Por el contrario, empezó a hacer cosas peores, como no pagar alquileres, generar problemas con la AFIP. En definitiva, un apriete".

El restaurante Perón Perón, en el día de la polémica - Fuente: Daniel Narezo Roig

0:25
Video

El fundador de Perón-Perón continuó su relato: "Me asesoré legalmente con abogados laboristas y penalistas. Le mandé una carta documento para despedirlo y la causa era por administración fraudulenta". Y prosiguió: "El martes estaba en el bar con un abogado y un escribano. Cuando Gonzalo llegó a la puerta, lo notifiqué de la carta, que estaba despedido y que no podía entrar".

El descargo de Daniel Narezo Roig - Fuente: Daniel Narezo Roig

0:36
Video

El bar peronista por dentro, en la noche de 24 de mayo
El bar peronista por dentro, en la noche de 24 de mayo Crédito: Gentileza Daniel Narezo

Narezo es cercano a Hebe de Bonafini , ya que milita en Madres de Plaza de Mayo. "Al Perón-Perón lo tengo como una cuestión ideológica", explicó. Años atrás, había dicho a LA NACION que al local "van peronistas y muchos de la nueva camada joven pro K, pero también curiosos que no son del partido y turistas atraídos, principalmente, por la figura de Eva".

El exjefe de Gabinete kirchnerista Aníbal Fernández, cliente del local peronista
El exjefe de Gabinete kirchnerista Aníbal Fernández, cliente del local peronista Crédito: Instagram

Desde que debutó el restaurante, las presencias más aplaudidas fueron las del exjefe de Gabinete kirchnerista Aníbal Fernández , así como también Carlos Kunkel y Karina Rabolini , exmujer de Daniel Scioli .

Karina Rabolini, otra usuaria de Perón-Perón
Karina Rabolini, otra usuaria de Perón-Perón Crédito: Instagram

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.