Macri buscó reanimar a su gabinete para retomar la agenda

En un mensaje ante cientos de funcionarios, les pidió "convicción y tranquilidad" en momentos en que las encuestas marcan una brusca caída de la imagen del Gobierno
En un mensaje ante cientos de funcionarios, les pidió "convicción y tranquilidad" en momentos en que las encuestas marcan una brusca caída de la imagen del Gobierno Crédito: Presidencia
Jaime Rosemberg
(0)
25 de mayo de 2018  

Más de mil funcionarios se pusieron de pie para aplaudirlo cuando llegó, al modo de una estrella de rock o de cine. Alentado por el espaldarazo de sus funcionarios, el presidente Mauricio Macri utilizó un tono zen para enviar un mensaje optimista y pedir "convicción y tranquilidad" frente a los desafíos que se vienen y la necesidad de recuperar la agenda política.

"Me dicen que estamos en el peor momento del Gobierno. Pero el peor momento fue cuando arrancamos, cuando había que evitar que el avión se estrellara", dijo el Presidente al millar de ministros, secretarios y subsecretarios que se juntaron ayer a escucharlo en el Centro Cultural Kirchner , sede de la reunión de gabinete ampliado .

"A los que agreden, hay que devolverles una sonrisa", agregó en un párrafo el Presidente, con las enseñanzas budistas a flor de piel y la mente puesta en las críticas económicas y políticas. Lo escuchaban, además de sus funcionarios, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal , el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta , y miembros de ambos gabinetes.

Varios asistentes confirmaron a LA NACION que el Presidente lució "tranquilo" e intentó transmitir firmeza y convicción a todos los estamentos de Cambiemos que desafiaron la mañana fría para escucharlo, en momentos de turbulencias económicas y clara caída de la imagen del Gobierno en las encuestas.

Durante su discurso, Macri hizo hincapié en el apoyo y la presencia internacional que recibió luego de anunciar el inicio de las conversaciones con el FMI para lograr fondos frescos para el país y salir de ese modo de la turbulencia cambiaria.

"Como le dijo una vez (Bartolomé) Mitre a (Julio Argentino) Roca, si todos están equivocados, es que todos tienen razón", afirmó, en relación al respaldo de los principales países a la estrategia económica y financiera argentina.

"Tenemos un equipo comprometido, sensibilizado. Nos tenemos que apoyar entre nosotros mucho más", habría agregado el Presidente. "Convicción", fue de las palabras que más repitió, coincidieron tres asistentes. No fue casual. El entorno de Macri definió como una estrategia discursiva que el término "convicción" debería ser el leitmotiv del mensaje oficial en esta etapa, en la que algunos actores internos sienten el impacto de la crisis cambiaria.

Antes que Macri, habían hablado el jefe de Gabinete, Marcos Peña ; el ministro de Economía, Nicolás Dujovne , y su par de Interior, Rogelio Frigerio . Estos dos últimos conversaron luego con los periodistas en conferencia de prensa. "Todas las opciones están sobre la mesa. Es lógico que el sector privado especule, pero no hemos hecho ningún anuncio oficial ni lo vamos a hacer hasta que decidamos las medidas a adoptar", dijo Dujovne en relación a los rumores sobre nuevas subas a las retenciones al campo (ver página 12). Frigerio, en tanto, afirmaba que "se harán todos los cambios que haya que hacer" para sostener los tres objetivos planteados en 2015: pobreza cero, lucha contra el narcotráfico y unir a los argentinos. El ministro del Interior dijo además a LA NACION que aunque respeta el derecho a la protesta se está trabajando para "ordenar" las marchas contra el Gobierno. Y aseguró que el clima interno en Cambiemos estaba "más fuerte y sólido que nunca". En tren de dar tranquilidad interna, Dujovne mostró los dramáticos números económicos de Venezuela, con una inflación del 2818% anual, una pobreza del 87% de la población y un desempleo del 27,1.

"Venezuela llegó a su calamidad actual por el populismo", enfatizó el ministro, que también dejó el mensaje de austeridad que todos esperaban después de su reciente "empoderamiento" como ministro coordinador. "Vamos a tener que hacer todos un esfuerzo por cumplir las metas", advirtió.

Conforme por la recepción de la gente durante los recientes timbreos, e intentando contagiar su optimismo, Peña la había emprendido en su discurso contra "los pesimistas y los cínicos que quieren volver al pasado". Y reiteró su certeza de que "vamos por el camino correcto". Cerca del jefe de Gabinete relativizaron a LA NACION la caída del Gobierno en los sondeos de opinión, y hasta arriesgaron que hubo un alza reciente, de la mano de la tranquilidad que llegó al mercado de cambios con la estabilización del dólar en torno de los $25.

Frigerio dejó, después de un análisis del mapa político y parlamentario, una conclusión positiva. "Somos minoría en el Congreso e igual logramos muchas cosas. Y en el acuerdo con los gobernadores logramos gobernabilidad", destacó. También dejó un mensaje militante. "Hay que salir a caminar, estar presente", concluyó, e insistió: "Somos militantes de un cambio".

Y al cerrar dejó una frase de claro tono electoral: "La política más importante de cara a 2019 es consolidar el crecimiento económico, la reducción de la pobreza y la generación de empleo genuino. Ese es el camino para que Mauricio Macri sea nuevamente el presidente".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?