Dos mensajes directos a Macri en tiempos de dificultades

Mariano De Vedia
Mariano De Vedia LA NACION
Mario Poli, arzobispo de Buenos Aires
Mario Poli, arzobispo de Buenos Aires
(0)
25 de mayo de 2018  • 12:26

En la voz del arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli , la Iglesia transmitió dos mensajes al presidente Mauricio Macri . Por un lado, "desconfiar de los logros instantáneos y recetas prometeicas", en alusión a las expectativas puestas por el Gobierno frente a las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), y por el otro, "cuidar la vida de los habitantes, especialmente la de los más débiles, pequeños, pobres y marginados", una fórmula que sintetiza la predilección del papa Francisco por favorecer a los sectores excluidos y mantener una firme posición en contra del aborto.

Poli habló con firmeza, en tono cordial y con citas al papa Francisco . En primera fila estaba el Presidente, que se acercó al altar mayor de la Catedral para encabezar el tedeum por tercera vez consecutiva, lo que nunca llegó a ocurrir con los Kirchner, que eludieron sistemáticamente las homilías de Jorge Bergoglio.

Macri y Awada. El Presidente encabezó el tedeum por tercera vez consecutiva, lo que nunca ocurrió con los Kirchner
Macri y Awada. El Presidente encabezó el tedeum por tercera vez consecutiva, lo que nunca ocurrió con los Kirchner Crédito: Prensa Presidencia

No fue fruto del azar el pasaje del evangelio seleccionado por el cardenal primado para su homilía. Eligió la figura de Zaqueo, el cobrador de impuestos que se sube a un árbol para ver a Jesús, que decide visitarlo en su casa para convertirlo. Se trata de un hombre que ejercía en su tiempo "un oficio despreciable". En momentos en que el país asiste a una discusión por el aumento de tarifas y a una crisis por las variables económica, esa elección es toda una definición.

Poli habló con firmeza, en tono cordial y con citas al papa Francisco. En primera fila estaba el Presidente, que se acercó al altar mayor de la Catedral para encabezar el tedeum por tercera vez consecutiva, lo que nunca ocurrió con los Kirchner, que eludieron las homilías de Bergoglio

Poli inició el tedeum con un ruego especial. Fuera de la homilía, pidió orar por la patria "para que la prudencia de sus autoridades y la honestidad de los ciudadanos robustezcan la concordia y la justicia y podamos vivir en paz y prosperidad". Un mensaje que seguramente habrá tenido en cuenta que horas después una protesta iba a rondar las calles aledañas a la Plaza de Mayo, que por la mañana apareció muy custodiada y vallada.

Dios está nombrado en el preámbulo de la Constitución pero nos olvidamos que además existe
Mario Poli (Arzobispo de Buenos Aires)

Frente a los reclamos que hoy se plantean al Gobierno, Poli advirtió que "la indiferencia y el egoísmo de los ricos frente a la miseria de los pobres no pasan inadvertidos a los ojos de Dios".

Insistió, también, en que el preámbulo de la Constitución invoca "la protección de Dios, fuente de toda razón y justicia" y sentenció: "Dios está nombrado en el preámbulo de la Constitución pero nos olvidamos que además existe". Ante los ministros, entre los que se encontraba el flamante coordinador del gabinete económico, Nicolás Dujovne , llamó a recordar que "en la historia no dominan las fuerzas económicas, sino las espirituales" y a no dejar a Dios -podría leerse a los mensajes de la Iglesia- al margen de las decisiones. Pidió tener memoria histórica y no confiar exclusivamente en "las estrategias y en las ecuaciones sin que manejemos todas las variables".

En los 15 minutos de la homilía hubo tiempo para insistir en contra de la despenalización del aborto y "cuidar la vida de punta a punta"

En los 15 minutos de la homilía hubo tiempo para insistir en contra de la despenalización del aborto y "cuidar la vida de punta a punta". Citó nuevamente a su antecesor Bergoglio, al identificarla defensa de la vida con los derechos de los más pobres, y señaló que "en la Argentina bicentenaria no sobra nadie".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.