Preocupa el aumento de robos y violentas entraderas en La Plata

En el primer cuatrimestre de 2018 se registraron, en promedio, diez denuncias cada día y se superó la cifra de delitos notificados el año pasado en la capital bonaerense

26 de mayo de 2018  

LA PLATA.- Un ola de inseguridad golpea a esta ciudad con repetidas escenas de asaltos, entraderas, salideras bancarias y hasta homicidios que ocurren en pleno centro de la capital bonaerense . Las estadísticas exponen que en el primer cuatrimestre de este año aumentaron los robos casi un 25%. También crecieron las denuncias de vecinos en los tribunales platenses, presentaciones que superan a las formuladas en el Departamento Judicial de La Matanza , que tiene el doble de habitantes que esta jurisdicción.

Las cifras que tiene el Ministerio de Seguridad conducido por Cristian Ritondo precisan que en los primeros cuatro meses de 2017 hubo 962 robos, mientras que este año esa cifra trepó a los 1202 hechos. En promedio se registraron 10 delitos cada día.

Las últimas estadísticas de la Procuración de la Suprema Corte bonaerense, en tanto, dan cuenta que en 2016 se abrieron en La Plata 61.197 Investigaciones Penales Preparatorias (IPP), 193 más que las que se iniciaron en La Matanza donde se notificaron 61.004.

Si bien el problema abarca a toda la ciudad, los barrios La Loma, El Mondongo y el centro de La Plata son las zonas más castigadas por la inseguridad. De hecho en los últimos diez días en esos lugares sucedieron varios episodios delictivos de gran repercusión pública.

En una casa situada en 30, entre 37 y 38 (en el barrio La Loma), ocurrió una entradera estilo comando cuando cinco delincuentes que portaban armas largas ingresaron en el domicilio de los padres del futbolista Lucas Pratto. Al no encontrar dinero, los ladrones golpearon a los dueños de la casa y se llevaron teléfonos, computadoras y unas 200 camisetas de la colección personal del jugador de River.

Tras ese hecho, el lunes pasado hubo otro robo extraño en la misma zona. Un delincuente sustrajo $32.000 a un vecino del barrio y cuando fue perseguido por la víctima decidió arrojar todo del dinero al aire. Dos días después, en 44 y 25, también en La Loma, delincuentes desvalijaron dos departamentos. El hecho fue perpetrado a la noche cuando los propietarios no estaban y contribuyó a incrementar el miedo de los vecinos.

"Este era un barrio tranquilo. Yo me iba caminando o en micro hasta el centro porque es difícil encontrar estacionamiento. Pero hace poco dos motochorros me sorprendieron cuando estaba por llegar al departamento. Me pusieron una pistola en la panza y me sacaron la cartera. Se llevaron mis documentos, tarjetas y celular. Tuve que instalar alarma en mi departamento y ya no vivo tranquila", dijo a LA NACION Marina Metetiero vecina del barrio La Loma.

Esa mujer contó que en algunas familias decidieron instalar alarmas vecinales en las calles. "Parece que no los detiene nada, porque el fin de semana pasado volvieron a robarle a otro vecino", comentó.

Barrios en alerta

En el barrio Mondongo, en la zona sur de esta ciudad, los ataques se repiten todos los días y los vecinos crearon su propia página de Facebook para mantenerse atentos ante cualquier hecho delictivo (Barrio Mondongo en Alerta). La semana pasada dos familias fueron víctimas de una misma banda de cuatro delincuentes que con mucha violencia irrumpieron en los domicilios.

El primer hecho ocurrió en 119 entre 65 y 66, donde los delincuentes amenazaron a un niño de diez años. El otro asalto sucedió en 68 entre 6 y 7, donde los delincuentes rompieron a las patadas la puerta de madera de la calle e ingresaron en la casa de una jubilada. Los asaltantes le exigieron joyas, dinero en efectivo, celulares y amenazaron con lastimar a la mujer de 78 años que apenas pudo explicar que solo ganaba la jubilación mínima.

En la municipalidad que conduce Julio Garro señalaron a LA NACION que sus empleados solo pueden hacer operativos de control vial y que los temas de seguridad urbana son responsabilidad de las autoridades provinciales. Nosotros no tenemos policía propia como tiene la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y si bien prestamos apoyo con la compra de móviles la planificación es de la provincia", aseguró un estrecho colaborador del intendente.

En el Ministerio de Seguridad, en cambio, aseguran que si bien los robos en general aumentaron, algunos delitos bajaron en La Plata. Expresaron las fuentes que la policía bonaerense y las fuerzas federales están llevando adelante procedimientos especiales en zonas críticas donde se refugian gran parte de los delincuentes. "Hemos desplegado operativos de saturación en el barrio El Mercadito y en El Palihue. Se han secuestrado gran cantidad de armas de fuego y de motocicletas. Esto es muy importante porque se les quita el poder letal. Ahora, estamos percibiendo que los delincuentes salen a robar con cuchillos de cocina", dijo el Superintendente de Seguridad Región Capital, Marcelo Corbalán.

Consultado por LA NACION, el fiscal Marcelo Romero aseguró que se percibe un incremento en los hechos delictivos en La Plata. "El delito no da tregua, aumentaron los robos y entraderas. Yo lo percibo por el número de causas que ingresan en la fiscalía cada día. Acá el problema es que se anuncian con lujo de detalles los planes que va a desarrollar la policía. Esto hace que los delincuentes estén preparados", dijo el fiscal. Y agregó: "Hay que conocer la dinámica del delito, porque los delincuentes siempre desafían a la policía. Debería hacerse un trabajo encubierto para que los ladrones no conozcan realmente donde está la policía".

Un problema en crecimiento

Afirman que hay más causas en las fiscalías

TEMAS EN ESTA NOTA