Vuelve a subir el boleto de colectivo, pero los subsidios siguen siendo altos

El mínimo, hoy en 9 pesos, llegará a 10; los ingresos cubren poco más de un tercio del costo; por cada 1000 metros que recorre una unidad, el Estado pone actualmente 44 pesos
El mínimo, hoy en 9 pesos, llegará a 10; los ingresos cubren poco más de un tercio del costo; por cada 1000 metros que recorre una unidad, el Estado pone actualmente 44 pesos Fuente: Archivo
Diego Cabot
(0)
26 de mayo de 2018  

En pocos días, el boleto de colectivo llegará a 10 pesos. Sin embargo, pese a la suba, la cuenta de ingresos y gastos en el transporte público está lejos de equilibrarse. Cuando se aplique el último de los aumentos programados a partir del 1° de junio, los colectivos urbanos tendrán un costo de 69,4 pesos por cada uno de los kilómetros que recorren. En ese trayecto, en promedio, recaudarán alrededor de 25,49 pesos. Es decir, por cada 1000 metros, el Estado habrá aportado 44 pesos.

Así funciona hoy el mundo de los colectivos urbanos que transitan la zona metropolitana. En el interior la cosa no es tan distinta ya que todos los colectivos tienen un subsidio por kilómetro recorrido aunque los valores son más bajos por varias razones. La principal, la velocidad de circulación. Mientras en la ciudad de Buenos Aires es de 12,97 kilómetros por hora en el interior es entre 15 y 17 kilómetros.Por ejemplo, las líneas provinciales reciben 32,13 pesos por cada 1000 metros que recorren mientras que las municipales entre 33,50 y 35,09 pesos según el tipo de línea.

Aún con el aumento de tarifas que se dio desde febrero, cuando se anunció que el boleto mínimo pasaba de seis a ocho pesos para luego llegar a nueve y finalmente a 10 pesos en junio, la cuenta de subsidios a los colectivos que funcionan en todo el país está lejos de terminarse.

Sin embargo, año contra año en los últimos dos, el rubro transferencias al sector privado (así se denomina la partida en el Ministerio de Transporte ) sube por debajo de lo que evoluciona la inflación.Hay varios rubros en los que hay bastante diferencia entre los costos de la zona metropolitana con lo que sucede en las líneas municipales o provinciales.Las tasas municipales o los impuestos provinciales son más altos en el interior que en la zona metropolitana, siempre si la cuenta se hace por cada kilómetro recorrido. Claro que cuando se multiplica por la cantidad que se recorren en la zona más poblada del país respecto de lo que sucede en el interior la cuenta se desbalancea en términos nominales.

El peso de la mano de obra

Los datos de cómo se compone la explotación del sistema de colectivos urbanos e interurbanos (excluye toda la actividad de larga distancia) surgen de una resolución que periódicamente publica el Ministerio de Transporte y que sirve como base para calcular los subsidios.

El organismo estima cada uno de los componentes que terminan por conformar el valor final de explotación. Luego se estiman los ingresos de los pasajeros. El resto es el subsidio.De los costos que integran la ecuación, la mano de obra es el principal componente, el costo salarial.De los 69 pesos que significa poner un colectivo a prestar servicio por cada 1000 metros, los sueldos del personal se llevan 39 pesos. De ese importe, la mayoría (unos 35) corresponde al pago de los choferes. El resto, personal de administración y mantenimiento.

El segundo rubro es el combustible, que se lleva nueve pesos. Claro que el precio que pagan no es el de surtidor ya que existe un cupo que el Estado les entrega a las empresas a valores muy por debajo del valor de mercado.

El sistema de transporte de colectivos empezó a ser subsidiado en 2002. Hasta entonces, era un sector sustentable. Con la crisis y la emergencia empezó la compensación. En el Gobierno miran el número consolidado y, claro, en épocas de tijeras inquietas, recortar ese rubro es una tentación.Sin embargo, poco se ha avanzado. En materia de cálculos, los funcionarios del Ministerio de Transporte pulieron a más no poder el promedio de costo por kilómetro. Las empresas que pueden optimizar sus costos mediante la escala pueden ganar más dinero que las empresas chicas. Los promedios esconden los picos. Por estas horas, otro proceso de concentración esta en marcha.

Pero más allá de afilar el lápiz en el costo del kilómetro, la pregunta que todavía nadie contestó es saber si esos metros recorridos son los verdaderamente eficientes para un sistema de transporte como el actual. Eso lleva tiempo y planificación. Y por ahora aún no se traspasó la etapa de las urgencias y la negociación. Nadie se atreve a meterse con el transporte. Es demasiado importante al momento de los paros como para enemistarse con el sector en tiempos de elecciones.

Un sistema en problemas

  • Las transferencias del Ministerio de Transporte al sector privado crecen por debajo de la inflación.
  • Hay varios rubros en los que hay bastante diferencia entre los costos de la zona metropolitana con lo que sucede en las líneas municipales o provinciales.
  • El salarial es el principal componente de los costos de los colectivos. De los 69 pesos por cada 1000 metros que necesitan para funcionar, 39 pesos se los llevan los sueldos para el personal, tanto de los choferes como del personal de administración y mantenimiento.
  • El sistema de transporte de colectivos empezó a ser subsidiado en 2002; hasta entonces era un sistema sustentable. Con la crisis y la emergencia comenzaron las compensaciones.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.