Champions League. Loris Karius, el arquero que buscaba una revancha y quedará marcado para siempre por sus bloopers

El consuelo de Gareth Bale para Loris Karius, en el final del partido
El consuelo de Gareth Bale para Loris Karius, en el final del partido Fuente: AP
Claudio Cerviño
(0)
26 de mayo de 2018  • 18:59

Quedará en la memoria colectiva como otros deportistas que trascendieron por sus errores (u horrores) en una instancia cumbre de sus carreras. El golfista francés Jean Van de Velde, hoy con 51 años, logró siete títulos como profesional, pero la imagen de la vuelta final del British Open de 1999 en Carnoustie será la que lo identifique por siempre: metido con los pies en el agua del 18, tratando de jugar una pelota imposible y dilapidando el título que todo profesional de ese deporte ansía conquistar en el hoyo 72. Para el joven arquero alemán Loris Karius, la 13a consagración de Real Madrid en la Champions League quedará teñida por sus horrores, atípicos, casi de fútbol 5 entre aficionados. Lo sufre todo Liverpool. Lo sufre el mundo del fútbol que estaba ilusionado con que Mo Salah, Jürgen Klopp y un equipo que hizo una campaña extraordinaria a lo largo del certamen, lo coronaran con la Orejona en alto en Kiev.

Karius, de 24 años, se contrarió con el blooper que terminó en el gol de Benzemá, sintió volver el alma al cuerpo con el empate de Mané, se vio sacudido por la impotencia ante la obra cumbre de Bale de chilena y quiso que se lo tragara la tierra cuando sus manos se vencieron inexplicablemente con el remate desde lejos del galés. Lloró, se tiró al piso, se escondió debajo del buzo. No tenía fuerzas para levantarse. Lo alentaron compañeros, rivales. Volvió a llorar desconsoladamente. Por motivos diferentes a los de Salah y a los de Dani Carvajal. Terminó recorriendo el estadio, en soledad, pasando frente a los miles de hinchas de Liverpool para pedirles perdón. La sexta conquista de la Champions quedó pendiente para los Diablos Rojos, pero su público reconoció el gesto de Karius y le brindó un aplauso para calmar la angustia que lo invadió. Una piedad que no hubo en las redes sociales, con memes de toda clase y cuestiones de mal gusto, como una modificación en Wikipedia de sus datos personales que indicaba que "nació sin manos".

Toda la frustración en la figura de Loris Karius, de muy mala actuación ante Real Madrid
Toda la frustración en la figura de Loris Karius, de muy mala actuación ante Real Madrid Fuente: Reuters

Ahora bien, ¿quién es Karius y cómo llegaba a esta final? Nació en Biberach, en el sudeste de Alemania, el 25 de junio de 1993 y a los 8 años se incorporó a las divisiones inferiores del SSV Ulm 1846, un conjunto regional. Cuatro años más tarde pasó al Stuttgart y con 16 hizo su primera experiencia en el exterior, en el Manchester City, donde tuvo partidos en la reserva. Más tarde volvió a Alemania, al Mainz 05, también pasó por el Bayern Leverkusen y en 2016, con 22 años, llegó a Liverpool. Jugó en todos los seleccionados juveniles de Alemania y en esta Champions se consolidó en el arco de Liverpool. Claro que no todas eran buenas: a pesar de la lesión de Manuel Neuer, el DT de la selección mayor, Joachim Löw, no lo tuvo en cuenta entre los cuatro arqueros preseleccionados para Rusia 2018. Además de Neuer, los elegidos fueron Marc Ter Stegen, Kevin Trapp y Bernd Leno.

Los errores en la final ante Real Madrid pueden marcar su futuro. Son partidos cruciales. Y quizá la presión haya jugado su parte. No solo el hecho de enfrentar a rivales como Cristiano Ronaldo, Benzemá o Bale, sino puertas adentro del propio Liverpool. De hecho, hace unos días, Phil Thompson, capitán del conjunto inglés que obtuvo la Champions League en 1981 derrotando en la final a Real Madrid, no tuvo rodeos: "El chico Karius tiene que aprovechar la final de la Champions. ¿Si creo que igualmente debería ser reemplazado por otro arquero? Probablemente". No fue, claramente, el mayor de los espaldarazos de un histórico del club en un momento muy especial.

Una mirada similar tuvo otra figura de Liverpool de los años 80, Mark Lawrenson. "Karius suele tener errores y también una tendencia a rechazar mal los remates, generando todavía mayor peligro. En la semifinal con Roma, estando 0-0, dejó pasar una pelota increíble y lo fue gol por casualidad. Podría haber cambiado todo", sostuvo en las notas previas a las final, casi como un visionario.

El error en el primer gol

El error de Karius para el 1-0 del Real Madrid - Fuente: TRT 1 HD

0:11
Video

Su segunda gran falla en el partido

Su segunda gran falla en el partido - Fuente: YouTube

0:07
Video

En rigor, los primeros partidos de Karius no entusiasmaron a los hinchas de Liverpool. No mostró seguridad, aunque claro, sin llegar a cometer las fallas como las de Kiev. El propio Klopp, después de 10 partidos, le restituyó la titularidad al belga Simon Mignolet. Al estilo de Chelsea y Manchester United, la decisión fue un arquero para la Premier (Mignolet) y otros para la FA Cup y la Copa de la Liga (Karius). En enero pasado, y tras observar un clima de poco compañerismo entre ambos guardavallas, Klopp decidió darle el respaldo a Karius, que en varias oportunidades le había hecho saber al entrenador que quería "atajar siempre". Una apuesta, la de Klopp, que no terminó de convencer a la gente. Sin embargo, el avance en la Champions y los goles del tridente ofensivo (Salah, Firmino y Mané) desviaron el foco del arco: Liverpool era vértigo y gol. Pura euforia.

El dolor de quedar fuera de la lista de Rusia 2018 tenía una revancha a mano para Karius: vencer al rey de la Champions y demostrarle a Löw que se había equivocado. Y el fútbol, que suele dar esos desquites cada fin de semana, terminó siendo doblemente ingrato para un arquero que ya quedó retratado para siempre. Van de Velde puede dar fe de ello.

Aquel colapso de Van de Velde en el British Open

Aquel colapso de Van de Velde en el British Open - Fuente: YouTube

4:56
Video

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.