Champions League. Mohamed Salah y Egipto pasaron de las lágrimas a una luz de esperanza

El desconsuelo de Mohamed Salah, tras la lesión
El desconsuelo de Mohamed Salah, tras la lesión Fuente: Reuters
Xavier Prieto Astigarraga
(0)
26 de mayo de 2018  • 19:31

Y sucedió, nomás. El miedo a una lesión importante a tan poco tiempo del Mundial no era vano. Dos jugadores que tenían asegurados sus lugares en Rusia 2018 se lastimaron y están en serias dudas para ser parte de la fiesta que se celebra cada cuatro años. Perderse una implica pasar al menos ocho temporadas sin protagonizar el máximo torneo del planeta, y eso es lo que temen Mohamed Salah y Dani Carvajal: que la alegría de ser parte del partido más espectacular del año entre clubes los prive de la de participar en el torneo que anhelan países enteros.

Lloró Salah cuando salió del campo en Kiev, con un hombro dolorido, aunque mucho menos que el alma. Al ratito lo copió Dani Carvajal, aunque lo suyo era una pierna maltrecha. Liverpool sintió su baja más que Real Madrid la propia, tanto como Egipto se lamentaba por la de su estrella más que España por la de su titular indiscutido.

A Salah lo lesionó un... español. El capitán, de Real y del seleccionado, Sergio Ramos. El oriundo de Andalucía -justo la parte más árabe del país- entrelazó brazos con Salah y, a punto de perder la pelota en una situación comprometedora, se tiró al suelo para llevarse consigo al goleador. Que se ganó una lesión en el hombro izquierdo, producto de un choque con el suelo para el que el delantero no estaba listo.

En seguida sintió un dolor anormal. Intuyó que no sería muy pasajero. Intentó seguir, pero duró casi nada en el césped del Olímpico de Kiev. A los 30 minutos debió abandonar a un equipo que se encomendaba a él. Y lo sintió Liverpool: de dominador pasó a dominado, instantáneamente. La influencia futbolística de Salah era enorme, pero el cimbronazo emocional en sus compañeros pareció aun mayor.

Ni que hablar de lo que provocó en Egipto. El cuerpo médico del seleccionado llamó al de Liverpool para averiguar sobre su joya de 25 años. Todo era incertidumbre y enojo contra Sergio Ramos. Incluso Jürgen Klopp preocupó cuando habló de "lesión seria". "Si uno lo dice después del partido van a decir que es un mal perdedor, pero para mí fue una entrada dura, que parecía un poco de lucha. Fue clave. Los muchachos quedaron conmocionados", lamentó el DT alemán.

Con el correr de las horas y los primeros estudios, la inquietud dio paso a algo de esperanza. "El diagnóstico es optimista. Podría llegar a la Copa del Mundo", comunicó la federación egipcia. Y el propio Mo le habría dicho a su familia que llegaría a curarse para el Mundial. Hoy, por supuesto, habrá más precisiones sobre el futuro inmediato de quien anotó 44 goles para Liverpool en la temporada.

Apenas cinco minutos transcurrieron entre la lesión de Salah y la de Carvajal. También entre lágrimas, pero en este caso no había alguien por culpar: una corrida y un pase de taco a Cristiano Ronaldo rompieron algo en el isquiotibial derecho del defensor de 26 años. Triste historia repetida para él, pues en la final de la Champions League de 2016, frente a Atlético de Madrid en Milán, se averió el psoas derecho y se quedó sin disputar la Eurocopa al mes siguiente. Incluso ya se habla de posibles relevos para Carvajal en el seleccionado: Sergi Roberto (Barcelona) y Jesús Navas (Sevilla).

La mundialitis amenaza cobrarse dos víctimas importantes. Pero no está dicha la última palabra.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.